Ingredientes

  • 2 claras de huevo
  • 300 gramos de azúcar glas
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • agua
El glaseado, lujoso baño blanco para tus pasteles

El glaseado, lujoso baño blanco para tus pasteles

58 Flares 58 Flares ×

Aprovechando que hace unos posts hemos hablado de los endulzantes naturales que podemos encontrar en el mercado, vamos a hacer una fácil receta muy útil para decorar y rematar productos de repostería. Se trata del glaseado, también llamado glaseado real o imperial, una especie de salsa blanca hecha con azúcar y claras de huevo que una vez seca se cristaliza y da un toque crujiente al pastel sobre el que se ha echado.

El glaseado nos sonará de verlo en las típicas galletitas de jengibre, en las tortas de Alcázar y en algunos tipos de donuts y magdalenas. Como toque original, podemos añadir al glaseado colorantes o sabores como ralladuras para obtener resultado más divertidos.

Aprovechad la oleada de repostería que se nos avecina en casa para estas Navidades y decorad algunas de vuestras obras maestras con este distinguido glaseado real.

Preparación

Batimos en un bol las claras con las varillas hasta que queden espumosas. Entonces, siempre batiendo, vamos añadiendo el azúcar glas hasta que tengamos una crema bien espesa.

Luego, siempre batiendo, incorporamos el zumo de limón y si vemos que es necesario aligerar un poco la crema añadimos unas cucharaditas de agua hirviendo, echándola poco a poco hasta tener una crema que se pueda extender con facilidad.

Después bañamos el pastel o lo que hayamos hecho con el glaseado y lo dejamos secar hasta que se endurezca.

Vía: El gran chef

Suscríbete a Recetin

Suscríbete y recibe nuestras noticias en tu email. Además, participa en promociones y sorteos

30 comentarios sobre El glaseado, lujoso baño blanco para tus pasteles