Galletas gatunas ¿No te mata la curiosidad?

Galletas gatunas ¿No te mata la curiosidad?
0 Flares 0 Flares ×

Amantes de los gatos ¡Mirad qué galletas de más originales! …Pero vamos, que tanto para los amantes de los felinos como para los que no, son geniales (y ríqusimas). Eso sí, necesitamos moldes con forma de gato, aunque con imaginación y tiento, seguro que puedes recortar la forma con cuchillo. Más tedioso, pero más entretenido tambien. Aquí os dejo la receta.

Ingredientes: 50 g de margarina (a temperatura ambiente), 60 g de azúcar blanco o moreno, 1 clara de huevo, 1 cdta. de esencia de vainilla, 1/2 cdta. de mezcla de 4 especias (clavo, jengibre, nuez moscada, canela), un pellizco de sal, 1 cdta. de levadura en polvo, 160 g de harina, 2 cdtas. de cacao en polvo (opcional), 1 tableta de chocolate fondant (o bien pepitas de chocolate), bolitas de chocolate blanco (para los ojos).

Preparación de las galletas: mezclamos la mantequilla (que ha de estar blandita) con el azúcar hasta que quede cremoso; añadimos la clara, la vainilla y mezclamos bien. Ponemos a la mezcla las especias y la sal. Finalmente, incorporamos la harina (tamizads), la levadura (mezclada con la harina) y el cacao si así lo queremos. Mezclamos bien hasta que tome consistencia y hacemos una bola con la masa. Dejamos reposar en el frigo mínimo 1 hora, o máximo desde la víspera.

Cuando esté lista la masa, encendemos el horno a 180 º C para que se vaya precalentando. Cogemos un buen trozo y lo estiramos con un rodillo sobre la superficie de trabajobien limpia ligeramente enharinada hasta obtener un grosor de 5-6 mm.

Cortamos las galletas con los cortapastas con forma de gatos (o de otra cosa), y las cocemos sobre la bandeja forrada de papel de horno entre 8-10 minutos, hasta que estén doradas pero sin que se quemen. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras se enfrían derretimos el chocolate al baño Máría. Ponemos un recipiente de cristal sobre una olla con agua. Colocamos el chocolate en trocitos (o las pepitas) en el cuenco de cristal, encendemos el fuego, y removemos con espátula hasta que quede maleable. Entonces lo extendemos sobre papel sulfurizaro y cortamos con el cortapastas de gato, colocando una laminita sobre cada galleta, ya fría. Ponemos los ojitos y si queremos, con un lápiz de repostería le pintamos unos bigotes. Por cierto, que si os sobra chocolate de la cobertura, dejadlo enfriar de nuevo que solidifique y a comerlo ¡No tiramos nada! A disfrutar…

Imagen y adaptación: gesmack

1 comentarios sobre Galletas gatunas ¿No te mata la curiosidad?