Muñecos de nieve comestibles, divertidos bocados navideños

Muñecos de nieve comestibles, divertidos bocados navideños

18 Flares 18 Flares ×

El muñeco de nieve es ya una institución entre los diversos adornos navideños, por más que los objetos se sigan renovando recogiendo ideas de diferentes estilos artísticos y decorativos. Como hay que vestir la mesa de Navidad, qué mejor que hacerlo con la propia comida. La fruta y la repostería nos servirán para hacer dos platos en forma de muñequito de nieve.

Como merienda o como postre hemos elaborado unas brochetitas de frutas variadas que, haciendo un poco de manualidades con el cuchillo, se convierten en unos graciosos muñecos. Más elaborada es la receta de repostería, que se basa en dos bolas de una especie de mazapán decoradas con glaseado de colores.

Para hacer las brochetas de fruta cortamos plátanos en rodajas gruesas para formar el cuerpo, cortamos manzanas de diferentes colores o cualquier otra fruta en forma de media luna y la cortamos en un tercio para formar un triángulo a modo de sombrero. Por último partimos uvas por la mitad para hacer la bolita del gorro o bien usamos arándanos o moras. Montamos el muñeco ensartando tres rodajas de plátano, a continuación la manzana y luego la uva. Decoramos con pasitas o pastillitas de chocolate para simular los botones y los ojos. Para la nariz, una puntita de mango o melocotón, y para los brazos los famosos palitos salados Stickletti.

Los muñecos de mazapán lo elaboramos de la siguiente manera. Para hacer cuatro muñecos de nieve ponemos 250 ml. de agua y 1 kg. de azúcar al fuego en una cazuela hasta que se diluya y sin que llegue a hervir. Una vez disuelta, añadimos 250 gr. de almendras molidas, removiéndola bien para que no se nos hagan grumos. Dejamos enfriar el mazapán. Una vez frío y algo duro, formamos dos bolas de mazapán, una más pequeña que otra para hacer el cuerpo y la cabeza del muñeco. También hacemos otras dos bolitas más achatadas para formar los brazos. Reservamos un poco de mazapán por si queremos hacer bufandas y sombreros. Para cubrir estas formas podemos usar coco rallado o bien derretimos chocolate blanco al baño maría y cuando esté templado rebozamos con ayuda de dos cucharas las bolas y las dejamos cuajar. Para unir las partes, lo ideal es usar glucosa tibia a modo de pegamento. Otra opción es utilizar palillos de dientes, pero será más incómodo a la hora de comerse los muñequitos. Para colorear el sombrero y las bufandas podemos añadir colorante en el chocolate. Los botones, los ojos y la nariz los podemos hacer con frutos secos, frutos rojos o con glaseado con colorantes.

Vía: Entrechiquitines, Vinosyrecetas

¡Nuestro nuevo libro de recetas! Entrantes y postres de navidad Descargarlo ahora

Suscríbete a Recetin

Suscríbete y recibe nuestras noticias en tu email. Además, participa en promociones y sorteos

0 comentarios sobre Muñecos de nieve comestibles, divertidos bocados navideños