Suspiro de limeña, cremoso y fresquito

Suspiro de limeña, cremoso y fresquito
2 Flares 2 Flares ×

Para disfrutar de esta dulce crema de leche condensada (que muy parecida a la pastelera podemos emplear en postres y repostería), no es necesario que viajemos a Perú (o a su capital, Lima), cuna de este postre. En casita, tan a gusto, podemos refrescarnos y alimentarnos con este suspiro que se remata además con un merengue enriquecido con vino dulce u otro licor (¡sólo si no lo comen los niños!). La base del suspiro se hace con leche condensada y yemas y se aromatiza con vainilla y canela. ¿Añadirías algo más?

Ingredientes: 400 mlde leche evaporada, 300 ml. de leche condensada, 5 huevos (5 yemas + 3 claras) 200 gr. de azúcar, 50 ml. de vino dulce, 1 cucharadita de esencia de vainilla, canela en polvo

Preparación: Comenzamos poniendo a calentar a fuego lento en una cacerola la leche evaporada con la condensada hasta que alcancen el punto de hervor. Entonces mantenemos hasta que la crema espese. Entonces, retiramos del fuego y añadimos las yemas y la esencia de vainilla al gusto.

Por otro lado, hacemos un almíbar con el azúcar y el oporto poniéndolos a cocinar a fuego lento hasta que espesen ligeramente.

Batimos las claras a punto de nieve y agregamos mientras tanto poco a poco el almíbar en caliente hasta conseguir un merengue brillante y firme.

Montamos el suspiro poniendo en una copa la crema de leche y yemas y coronamos con el merengue decorando con una manga pastelera.

Imagen: Perudelight

1 comentarios sobre Suspiro de limeña, cremoso y fresquito