5 tipos de torrijas diferentes para Semana Santa

Las auténticas protagonistas de esta Semana Santa son las torrijas, y para que estas vacaciones sean perfectas y te salgan las mejores torrijas que has podido hacer en tu vida, tenemos una selección de lo más especial con 5 tipos de torrijas que están riquísimas. ¿Quieres saber qué tipo de torrijas podemos preparar?

1. Torrijas tradicionales

Es la receta de mi abuela, las que quedan siempre deliciosas y muy jugosas.

2. Torrijas de leche

Ingredientes: Una barra de pan de torrija, 4 huevos, 1 litro de leche, 1 taza de azúcar, la cáscara de un limón, la cáscara de una naranja, una rama de canela, una cucharada de canela en polvo, 750 ml de aceite para freír.

Es una de las torrijas favoritas de los peques de la casa, donde la canela y la jugosidad de estas torrijas son las auténticas protagonistas. Para prepararlas solo tienes que poner a calentar leche en un cazo con la mitad del azúcar con las cáscaras de naranja, las de limón y la rama de canela. Da vueltas continuamente con una cuchara hasta que el azúcar se disuelva. Antes de que llegue a hervir, retira del fuego y deja que repose todo durante unos 10 minutos.

Sumerge cada pan de torrija en la leche, y después deja reservada cada una en un plato. Pon a calentar aceite para freírlas. Mientras calientas el aceite, bate los huevos y reboza el pan de torrijas.

Fríe cada una de las torrijas hasta que queden bien doraditas por ambos lados, y déjalas reposar sobre un papel de cocina absorbente para retirar el sobrante de aceite.

Una vez las tengas, ponlas en un recipiente donde las puedas dejar bañadas en leche con canela y azúcar. Resérvalas en el frigorífico y consúmelas antes de que pasen 4 días.

3. Torrijas con miel

Ingredientes: Una barra de pan de torrijas, 4 huevos, 2 litros de leche, cáscara de naranja y canela en rama, miel, 100 gr de azúcar, 750 ml de aceite de oliva.

Son muy fáciles de preparar y quedan deliciosas. Lo primero que tendremos que hacer, es cocer la leche junto a la canela y la cáscara de naranja. Una vez que la leche hierva, retírala hasta que quede templada y añade el azúcar removiendo hasta que se disuelva.

Corta el pan en rebanadas y coloca cada una de las rebanadas en una fuente. Ve mojando en leche cada una de las rebanadas hasta que queden bien empapadas.

Una vez las tengas todas, pasa cada rebanada por el huevo batido y fríelas en una sartén con abundante aceite de oliva hasta que se doren.

Una vez hechas, ve dejándolas sobre un papel absorbente para retirar el aceite sobrante. Una vez estén, solo tienes que rociarlas bien con miel rebajada en un poco de agua.

4. Torrijas de vino tinto

Ingredientes: Una barra de pan para torrijas, 150 ml de vino tinto, 25 gr de azúcar, 100 ml de agua, 1 cáscara de limón, 1 ramita de canela, 1 huevo, 750 ml aceite de de oliva.

Pon a calentar en un cazo el vino tinto junto con el agua, el azúcar, la cáscara de limón y la ramita de canela. Deja que todo hierva durante unos 3 minutos hasta que el alcohol se evapore. Una vez lo hayamos hecho, tapamos el cazo para que infusione un rato más hasta que se enfríe.

En una sartén honda, calienta el aceite de oliva. Corta el pan en rebanadas y remoja cada una de ellas en vino. Después, escurre y ve rebozando una a una con el huevo batido.

Ve friendo cada una de las torrijas hasta que queden doradas y una vez las tengas retira el aceite sobrante colocando las torrijas sobre un papel absorbente.

Para que queden más ricas, haz un pequeño almíbar con miel y agua.

Torrijas de chocolate

Ingredientes: 1 barra de pan, 100 gr de azúcar, 1 litro de leche, 250 ml de nata, 2 cucharadas de cacao en polvo 100%, 4 huevos, 750 ml de aceite de oliva.

Corta el pan en rebanadas, y calienta la leche con la nata. Cuando la leche esté caliente, añade el azúcar y el cacao en polvo. Remueve todo hasta eliminar todos los grumos.

Una vez que tenemos la leche fría, vamos remojando cada rebanada de pan, y la pasamos por huevo. Freímos con aceite bien caliente y las escurrimos bien dejándolas sobre papel absorbente para eliminar el aceite que nos sobra. Después ponles un poco de azúcar y canela por encima.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *