Gratén de mariscos al anís

¿A quién no le gusta un gratinado? Podemos hacerlo con infinidad de ingredientes y combinaciones entre ellos. Para aprovechar el marisco fresco, vamos a prepararlo con un cremoso gratinado de leche, queso y un poco de anís, aroma que combina muy bien con los frutos del mar, sobre todo las gambas.

Ingredientes: 500 gr. de mejillones, 500 gr. de gambas, 1 cebolla, 100 gr. de queso rallado, 50 ml. de vino blanco, 2 cucharadas de harina, 250 ml. de leche entera, 1/2 cucharadita de semillas de anís, pimienta, aceite y sal

Preparación: Limpiamos los mejillones y los colocamos en una cacerola tapada con un poco de agua y dejamos al fuego hasta que se abran. Cuando se enfríen, extraemos el bicho de las conchas y reservamos el jugo de cocción.

Pelamos las gambas, las salteamos en una sartén con aceite salpimentadas. Cuando estén doradas, las retiramos del fuego y las reservamos.

A continuación picamos finamente la cebolla y la rehogamos con un poco de aceite. Cuando esté pochada, incorporamos las gambas y los mejillones. Echamos la harina, removemos un minuto y ponemos el vino. Dejamos cocinar hasta que reduzca el vino y vertemos la leche, la mitad del queso rallado y media cucharadita de semillas de anís. Mezclamos, y dejamos cocinar a fuego lento hasta que el marisco tenga una salsa cremosa.

Vertemos el preparado en cuatro recipientes individuales y espolvoreamos con el resto del queso. Gratinamos en el horno hasta que esté dorada la superficie.

Imagen: Cuchilloytenedor

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *