Ya sabemos que los niños no paran de moverse y en verano menos todavía. Para que tengan energía suficiente les vamos a preparar para merendar este batido de vainilla y frutos rojos, que además de ser delicioso, es fresquito y nutritivo. Es fundamental cuidar bien su alimentación enseñándoles que la comida no es, para nada, aburrida. Que no se debe estar comiendo siempre lo mismo para hacerla más variada y divertida.

Hoy para merendar tenemos un batido de frambuesa con brochetas de fruta que os va a encantar por su color y por su sabor.

Sé que en el día a día todos vamos con prisas y cuando llegamos al supermercado enseguida se nos va la mano a los zumos envasados. Son muy prácticos, a los niños les encanta por la cantidad de azúcar que tienen pero deberíamos acostumbrarnos a hacer nuestros propios zumos y batidos con fruta natural.