Estos garbanzos a la vinagreta son uno de mis platos favoritos del verano. Se pueden hacer con garbanzos en conserva, pero cocerlos nosotros en casa no cuesta tanto y permite obtener un plato de 10. La vinagreta es sencilla. Lleva cebolla, perejil, huevo duro y, por supuesto, aceite, vinagre y sal. No puede faltar un poco de agua, a ser posible, la de la cocción de los garbanzos.

¿Qué te parece si hoy preparamos una ensalada de espinacas, salmón y macadamia con aliño de miel?. Un plato sencillo y muy completo que nos servirá para preparar una cena exprés en menos de 5 minutos. Básicamente podemos encontrar espinacas en cualquier supermercado y en cualquier época del año. Puedes usar tanto las que ya vienen preparadas o espinacas baby que son más tiernas. Con cualquier de las dos opciones te quedará una ensalada muy rica.

Si os gustan las ensaladas, este carpaccio de champiñones con pesto de nueces os va a encantar. La verdad es que esta receta es sencilla de hacer y el resultado es muy elegante. Solo tenemos que preparar un buen pesto casero y laminar bien finitos unos champiñones. Sin embargo el éxito reside en el montaje, que es moderno y sin recargar.

Ya estamos inmersos en las Navidades, con las comilonas, las vacaciones, las reuniones familiares... así que ahora toca ya ir pensando en Nochevieja y en los menús de Año Nuevo. Hoy os traemos una opción facilísima pero muy muy vistosa y perfecta para poner como entrante en Año Nuevo, por ejemplo, antes de un plato más contundente de carne o pescado. Es una ensalada de gulas y manzana.

Ensalada de tomate y mozzarella2

Categorías: Ensaladas

Una ensalada muy fácil que si se hace con una buena presentación puede ganar muchísimo: ensalada de tomate con mozzarella. Al ser una ensalada tan sencilla es muy importante que los ingredientes sean de buena calidad, sobre todo el tomate. Para mí los mejores son los tomates "tipo rosa", pero os valdría cualquier otro que os guste y que esté dulce y en su punto exacto de maduración.

¿Habéis visto qué color tiene este plato? Es una sencilla ensalada de pasta hecha con ingredientes llenos de color. Los tomates de colores gustan muchísimo a los más pequeños. Además de bonitos están cargados de sabor. El maíz tiene también un color intenso, los guisantes, las aceitunas negras... y lo mejor de todo es que estos ingredientes, mezclados, son irresistibles.

¿Cuántas versiones de ensaladilla rusa conocéis? Hay infinidad de versiones, todas realmente ricas: con atún, con gambas, con pimiento morrón, con zanahoria cocida o cruda, con aceitunas... pues hoy os traigo la versión que hacemos en mi casa, para mí, sin duda, la más rica y deliciosa. Y es porque tiene un truquito, algo que la hace especial y con el que la gente dice "mmm esta ensaladilla está riquísima ¿qué lleva?"... ¿Queréis saber cuál es ese truco? Pues algo tan sencillo como empapar las patatas ya cocidas con el caldo de los pepinillos. Raro ¿verdad? Pues no se nota, pero le da un toque que la hace distinguirse de las típicas ensaladillas rusas. Además, también coceremos las patatas bien, enteras y con su piel... para hacer ensaladilla no tenemos que tener prisa. Así que preparadla y ¡¡a ver si os sorprende a vosotros también!!

Categorías: Ensaladas

Una ensalada sana sanísima para esta noche ¿qué os parece? Vamos a utilizar ingredientes muy ricos y muy sencillos a la vez: aguacate, tomate y bolitas de mozzarella. Por eso, como siempre os digo, cuando hacemos recetas con poquitos ingredientes y recetas tan sumamente sencillas, la clave está en usar ingredientes de primera calidad. Para darle un toque de gracia a nuestra ensalada vamos a preparar una vinagreta a base de lima y limón. ¡Veréis qué delicia! Eso sí, tendréis que prepararla al instante y consumirla inmediatamente para que no se oxiden ni deterioren los ingredientes de nuestra ensalada.

Si queréis disfrutar de una ensalada rápida, fácil y original os sugiero que os anotéis este carpaccio de calabacín con emulsión de vinagre balsámico de Módena. Este plato es sencillo y lleva pocos ingredientes pero el resultado es espectacular. El calabacín se toma en crudo, así que, aunque sea una hortaliza, no lleva ningún tipo de cocción, lo que nos permite prepararla en unos minutos.