A veces compramos láminas de hojaldre o de pasta brisa para hacer tartas saladas sin pensar que podemos hacer en casa una base sencillísima que, aunque no tiene las mismas características que las anteriores, nos sirve estupendamente para este tipo de preparaciones. La que os propongo yo solo tiene harina, agua, aceite y sal. Queda crujiente y se prepara en muy poquito tiempo. Lo podéis ver en las fotos del paso a paso.

Cada vez más gente sufre alergias e intolerancias alimentarias, así que hoy voy a compartir con vosotros un truco para sustituir el huevo por semillas de lino. Lo único que necesitamos son semilla de lino y un poco de agua. Da igual que sean semillas de lino dorado o marrón, las dos funcionan igual de bien. Otra opción es adquirir las semillas de lino ya molidas pero son más caras y se estropean antes porque se ponen rancias, así que no te lo recomiendo.