buñuelos de calabaza
  Entramos ya en los días principales de las Fallas valencianas y hace días ya que tenemos las calles cortadas para que cada Casal fallero pueda montar su falla. Además de los cortes de las calles, es típico que aparezcan por todas las esquinas puestos de venta de churros y buñuelos de calabaza. ¡Qué ricos están los buñuelos de calabaza! Y si se hacen en casa, entonces ya... ufff!! recién hechos y rebozaditos en azúcar es imposible dejar de comerlos. Aprendí a hacerlos cuando me vine a vivir a Valencia y desde entonces cada año me toca hacerlos para el deleite de toda la familia.

Categorías: Recetas Pan

Si os gusta el pan casero seguro que estaréis deseando realizar este pan con nueces. Y no es para menos porque es un pan estupendo que combina dos harinas diferentes: la de trigo y la de grano saraceno. ¿Que no tenéis harina de grano saraceno y no sabéis donde encontrarla? Pues sustituidla por harina integral. Os quedará también un pan muy bueno.

A los niños les encantan los bocadillos hechos con este pan de leche. Está siempre blandito, la corteza apenas se nota y tiene un ligero sabor dulce que queda fenomenal con jamón cocido, salchichón y paté. Se puede hacer un solo pan, utilizando un molde tipo plum cake, o pequeños panecillos como los que veis en la foto. Solamente tendremos que cambiar la duración del horneado porque el procedimiento a seguir es siempre el mismo.

A veces compramos láminas de hojaldre o de pasta brisa para hacer tartas saladas sin pensar que podemos hacer en casa una base sencillísima que, aunque no tiene las mismas características que las anteriores, nos sirve estupendamente para este tipo de preparaciones. La que os propongo yo solo tiene harina, agua, aceite y sal. Queda crujiente y se prepara en muy poquito tiempo. Lo podéis ver en las fotos del paso a paso.

Cada vez más gente sufre alergias e intolerancias alimentarias, así que hoy voy a compartir con vosotros un truco para sustituir el huevo por semillas de lino. Lo único que necesitamos son semilla de lino y un poco de agua. Da igual que sean semillas de lino dorado o marrón, las dos funcionan igual de bien. Otra opción es adquirir las semillas de lino ya molidas pero son más caras y se estropean antes porque se ponen rancias, así que no te lo recomiendo.