La pasta aglio, olio e peperoncino es una de las recetas de pasta más sencillas que conozco y quizás por eso sea una de las más ricas. Se hace con muy poquitos ingredientes pero si estos son buenos el resultado es excepcional. Elegid un buen aceite de oliva virgen extra y una pasta de calidad. Coced la pasta en su punto y seguid el paso a paso que escribo a continuación y que aparece en las fotos. Ya veréis cómo esta pasta de ajo, aceite y guindilla es un plato de restaurante.

pasta-con-jamón-campiñones-y-gambas

Categorías: Recetas de pasta

Ya que cada Navidad intentamos comprar una pata de jamón para ir cortando durante las fiestas y reuniones familiares, también aprovecho para preparar algunos platos con jamón como esta pasta con setas, gambas y jamón. Suelo recurrir a las zonas del jamón más complicadas de cortar, donde no salen lonchas enteras o está un poco más duro  y después lo aprovecho en diferentes elaboraciones. También podéis utilizar para esta receta los taquitos de jamón que están envasados en los supermercados o lonchas envasadas cortadas en tiras.

Os dejo una idea para "reciclar" la carne del cocido que nos ha sobrado: una rica lasaña con esta carne y también con verduras. Y ahora os cuento un secreto para que nadie pueda resistirse. Una vez que tenemos el relleno listo, lo vamos a triturar para que incluso los niños que no comen la verdura muy convencidos se conviertan en fans de este plato.

Si no habéis probado aún la pasta con setas tenéis que solucionarlo ya. La que os enseñamos hoy es muy sencilla y, si se realiza respetando los tiempos de cocción, es una auténtica delicia. A la hora de cocer la pasta es importante que sigamos las indicaciones del fabricante. Al agua de cocción no hay que añadirle aceite. Únicamente le pondremos un poco de sal cuando empiece a hervir. Cuando rompa a hervir de nuevo será el momento de echar nuestra pasta.

Servir la pasta con verduras es una idea perfecta para que todos coman de todo. Hoy llevamos a la mesa un plato de pasta corta con coliflor y tomates secos, un primero diferente que tiene además otro ingrediente muy mediterráneo: olivas. En las fotos del paso a paso veréis cómo cocinamos la coliflor y que un poco de nata nos servirá para dar cremosidad y aún más sabor a nuestra receta.

Los ñoquis de la foto son ñoquis tiroleses (spatzle) de espinacas. A diferencia de los ñoquis tradicionales , se preparan con un utensilio de cocina específico: una especie de prensa con agujeros. Este utensilio se coloca sobre la cacerola y será el que dará forma a la masa (más bien líquida) antes de que caiga en el agua hirviendo. En la receta partimos de ñoquis ya hechos pero si los queréis hacer el casa tendréis que utilizar 250 g de espinacas, 250 g de harina, 3 huevos pequeños, 100 g de agua, sal y nuez moscada. Tendremos que rehogar las espinacas y, una vez cocinadas, mezclarlas con los huevos, el agua, la sal, la nuez moscada. Cuando esté todo integrado añadiremos la harina, removiendo constantemente para que no queden grumos.

Vamos a cocinar un plato de pasta de lo más saludable. Utilizaremos pasta seca, corta e integral. Ojo porque, al ser integral, tendremos que tener en cuenta que necesitará más tiempo de cocción que la pasta tradicional.  Por otro lado saltearemos unos trocitos de pechuga de pollo. El toque de sabor lo dará un mix de hierbas aromáticas y también la preciada sal rosa del Himalaya.

Si las coles de bruselas con bechamel están ricas una lasaña con coles de bruselas no nos puede defraudar. Probadlas y veréis que estoy en lo cierto. Las coles están cocidas y rehogadas con unos trocitos de jamón cocido, la bechamel la prepararemos en un momento con poquísimos ingredientes y las placas de lasaña son de las que no necesitan cocción previa.

Es de los platos de pasta más sencillos que he probado y también de los más ricos. Los ingredientes son muy pocos pero, si son todos de calidad, obtendremos un resultado excepcional. Lo importante es no cocer demasiado la pasta en la cacerola -tendremos que retirarla un par de minutos antes de que de esté hecha- para que termine de cocerse en la sartén, con la leche y el parmesano.