Vamos a cocinar un plato de pasta de lo más saludable. Utilizaremos pasta seca, corta e integral. Ojo porque, al ser integral, tendremos que tener en cuenta que necesitará más tiempo de cocción que la pasta tradicional.  Por otro lado saltearemos unos trocitos de pechuga de pollo. El toque de sabor lo dará un mix de hierbas aromáticas y también la preciada sal rosa del Himalaya.

Si las coles de bruselas con bechamel están ricas una lasaña con coles de bruselas no nos puede defraudar. Probadlas y veréis que estoy en lo cierto. Las coles están cocidas y rehogadas con unos trocitos de jamón cocido, la bechamel la prepararemos en un momento con poquísimos ingredientes y las placas de lasaña son de las que no necesitan cocción previa.

Es de los platos de pasta más sencillos que he probado y también de los más ricos. Los ingredientes son muy pocos pero, si son todos de calidad, obtendremos un resultado excepcional. Lo importante es no cocer demasiado la pasta en la cacerola -tendremos que retirarla un par de minutos antes de que de esté hecha- para que termine de cocerse en la sartén, con la leche y el parmesano.

Vamos a preparar un plato de pasta saludable, hecho con calabacines muy tiernos. Si los encontráis en el mercado os recomiendo que os aprovechéis de todas sus propiedades y que los consumáis en crudo. Nosotros los vamos a macerar con aceite de oliva virgen extra y con limón para obtener un plato original y lleno de sabor. Utilizaremos pasta integral pero podéis sustituirla por la que estéis acostumbrados a consumir en casa.

Categorías: Menús para niños

Este plato de pasta con calabacín y bacon estará listo en pocos minutos. Lo importante aquí es gestionar bien los tiempos: mientras cocemos la pasta prepararemos el sofrito. Los calabacines los utilizaremos sin pelar así que es preferible escogerlos de agricultura ecológica. Y que no os asuste utilizar pasta integral... necesita más tiempo de cocción pero es más saludable y está tan rica como la tradicional.

Si queréis que los niños coman calabacines tenéis que probar esta receta porque les va a encantar. Y son tan fáciles de preparar que podéis hacerlos incluso cuando no contéis con mucho tiempo. Os va a sorprender qué buenos están así cocinados. Es importante que hagáis una buena fritura utilizando de aceite de girasol específico para freír y en abundancia. 

Vamos a partir de unos guisantes congelados para hacer una pasta diferente, con guisantes y almendra picada. El toque exótico lo darán unas hojitas de menta fresca. Es importante saber cómo cocer la pasta. Tenemos que poner agua una cacerola y ponerla al fuego. Cuando el agua empiece a hervir añadimos la sal (solo sal, sin aceite). Echamos ahora la pasta y dejamos que cueza los minutos que estén indicados en la confección. Una vez cocida la escurrimos ligeramente y, directamente, la ponemos en la sartén, donde ya estarán nuestros guisantes rehogados.

Para hacer una buena pasta al ragú necesitamos tiempo. Los ingredientes son sencillos: apio, zanahoria, cebolla, carne de ternera en este caso, vino y tomate. Sin olvidarnos de la pasta. Vais a ver fotos del paso a paso de cómo hacer el ragú. Iremos añadiendo agua poco a poco, dejando que se consuma, por eso lo del tiempo que os decía al principio.

     ¿Os gustan las alcachofas? Hoy las vamos a hacer con pasta y con algunas anchoas. Ya veréis qué bien quedan. Limpiaremos las alcachofas como siempre, quitándoles la barba interna (si es que la tuvieran) y las trocearemos en láminas. Vamos a cocerlas en la propia sartén donde luego terminaremos de realizar el plato así que elegid una grande y, si puede ser, con tapa. 

No sé si conocéis el brócoli romanesco. Es una verdura preciosa, una mezcla de brócoli y coliflor rico en vitamina C. Hoy lo vamos a utilizar para preparar un primer plato saludable cocinándolo con pasta, aceitunas y anchoas. Unas avellanas tostadas aportarán aún más nutrientes y un toque crujiente excepcional. ¿Os animáis a probarlo? Os sorpenderá lo bien que queda esta combinación de ingredientes.