Los hojaldritos de plátano gustan a todos los niños por su sencillez. Y es que, no nos vamos a complicar en hacer una crema elaborada porque con un plátano y un poco de azúcar obtendremos un relleno delicioso. Que os ayuden los peques a prepararlos. Comprad una lámina de hojaldre -para que sea más fácil de hacer- y aplastad un par de plátanos con un tenedor. Añadid a esa papilla una cucharadita de azúcar y ya solo os quedará montar vuestros hojaldritos.

Seguro que en casa preparáis flan casero pues hoy quiero compartir con vosotros una receta que os va a encantar. Se trata de los flanes de huevo envasados al vacío. Quedan perfectos, suave, bien cocidos y con mucho sabor. Aunque lo mejor es que sabemos que están bien envasados por lo que nos permite prolongar hasta 10 días el tiempo de conservación en la nevera.

Si por algo me gusta la Navidad es por preparar en casa los dulces más típicos. Todos los años preparo algo diferente así que esta vez le ha tocado el turno a los mantecados de coco sin gluten. A nuestra colección de turrones y polvorones le vendrá bien tener alguna receta que sea apta para celíacos porque cada somos más los que no podemos tomar gluten.

¿Habéis visto que fácil es hacer en casa unos músicos de chocolate negro?. Son tan deliciosos como sencillos de preparar. Además es una receta fantástica para cocinar con niños. Otra de las cosas buenas es que podemos decorarlos con los frutos secos que más nos gusten en este caso he puesto avellanas, pistachos, nueces de macadamia.

Con estos hojaldres de Halloween con mermelada de calabaza tendrás, sin complicaciones, un bocado dulce y crujiente. La receta es tan sencilla como preparar una mermelada y rellenar con ella los hojaldres. Unos minutos al horno y listo para hincarles el diente. Para hacer la mermelada de calabaza y que tenga la textura y consistencia adecuada la hemos preparado con un poquito de agar agar. Así conseguimos que, al enfriarse, tenga el cuerpo suficiente para preparar los hojaldres o simplemente para untar en una tostada de pan caliente. Para preparar estos hojaldres de Halloween con mermelada de calabaza he usado una lámina o base de hojaldre sin gluten. Así me permite llevarlo a la fiesta y que los celíacos puedan tomarlo sin ningún problema.
hojaldres de Halloween con mermelada de calabaza
Con esta receta tendrás unos bocados dulces y crujientes para celebrar Halloween
Autor:
Tipo de receta: Postre
Raciones: 12
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 1 lámina de hojaldre refrigerado
  • 1 huevo
-Para la mermelada de calabaza
  • 600 g de calabaza pelada y limpia
  • 150 g de agua de calidad
  • 80 g de sirope de arroz, agave o pasta de dátil
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • 3 g de agar agar
Preparación
  1. Comenzaremos la receta haciendo la mermelada de calabaza. En una olla mediana ponemos la calabaza pelada en trozos no muy grandes. Añadimos el agua, el zumo de limón y el sirope o pasta de dátil. Ponemos la olla a fuego medio durante unos 30 minutos y dejamos que la calabaza se cueza y se vaya deshaciendo poco a poco. Removemos de vez en cuando.
  2. Cuando la calabaza esté ya tierna y se deshaga añadimos el agar agar. Dejamos que cueza durante un par de minutos, durante los cuales removeremos con una cuchara para mezclar bien los ingredientes.
  3. Pasamos la mezcla por la batidora para que nos quede una textura suave y dejamos enfriar.
  4. Cuando la mermelada esté a temperatura ambiente ya podremos preparar nuestros hojaldritos.
  5. Para ello precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  6. Estiramos la lámina de hojaldre sobre el papel de hornear que ya trae ella.
  7. Con un cortador de galletas circular cortamos 24 círculos.
  8. Ponemos un poquito de mermelada de calabaza sobre 12 de los círculos. Extendemos un poco la mermelada para que no se quede toda en el centro, pero evitando que llegue hasta los bordes.
  9. A los otros 12 círculos les recortaremos los ojos y la boca. Para los ojos he utilizado un cortador pequeñito con forma de triángulo. Es de los que se usan para decorar las tartas de fondant. Sin embargo la boca la he recortado con un cuchillo pequeño bien afilado.
  10. Procura que los ojos no estén muy juntos. De lo contrario, al inflarse la masa de hojaldre se romperá la masa por el centro y los ojos se juntarán.
  11. Pinta con un poco de agua los bordes de los círculos con mermelada. Coloca encima los círculos recortados y junta los bordes haciendo una ligera presión. Con un tenedor o una esteca sella los bordes para que no se abran.
  12. Bate el huevo (o solo la yema) y con un pincel suave pinta los hojaldres.
  13. Pon los hojaldres una bandeja forrada con el papel de hornear que trae la base de hojaldre.
  14. Introduce en el horno durante 12 minutos o hasta que la superficie de los hojaldres tenga un bonito color tostado.
  15. Retiramos la bandeja del horno y dejamos enfriar los hojaldres sobre rejilla.
Notas
Con estas cantidades os sobrará mermelada pero podemos usarla para otras recetas o simplemente para unas tostadas.
Información nutricional por ración
Calorías: 100
 

Hoy os traigo unas divertidas flores de piña con hojaldre que son sencillas de hacer y muy resultonas. Últimamente me ha dado por cocinar con hojaldre. Me gusta porque te permite hacer un montón de cosas tanto dulces como saladas. De momento no le tengo el punto pillado para hacer en casa hojaldre sin gluten pero no preocupa porque en los supermercados ya venden láminas de hojaldre refrigerado apto para celíacos y dan muy buen resultado.

Parece mentira que algo tan sencillo pueda gustar tanto a los niños. Pero es que está buenísimo. Y lo mejor es que este dulce de hojaldre y mermelada se hace en un momento, sobre todo si utilizamos el hojaldre y la mermelada ya listos. Pero nos podemos complicar un poco y hacer nosotros mismos la mermelada. O más aún y preparar el hojaldre en casa (pinchad es estos links y veréis cómo hacerlo) 

Con este calor apetecen cosas fresquitas, verdad? Hoy os mostramos como hacer una sopa de melón con leche de coco. Un postre frío, delicioso y muy fácil. En España existen varios tipos de melón. Quizás el más conocido sea el Piel de Sapo pero la receta de hoy la hemos hecho con melón cantalupo, otra variedad menos conocida pero muy aromática.