Categorías: Recetas Verduras, Salsas

Es época de barbacoas, de carnes y verduras a la parrilla. Pues para este tipo de platos no hay nada mejor que una buena salsa. La de hoy es de fresas y es sencillísima. Os recomiendo que utilicéis un buen vinagre balsámico de Módena porque se nota la diferencia. Por lo demás, no tiene complicación: trituramos todo y lo ponemos en un bol, para que cada persona sirva lo que necesite.

En esta receta no se tira nada. Con el agua de cocción del brócoli y de la patata vamos a hidratar nuestro cuscús. ¿Qué os parece? Aquí quizás lo más original, además de la mezcla de ingredientes, es la salsa de curry. Veréis fotos de algunos de los pasos de la elaboración más abajo, en el apartado de preparación. Es una especie de bechamel pero con todo el sabor y el color del curry. Os animo a probarla porque queda fenomenal con el resto de ingredientes.
Couscous con verduras y salsa de curry
Utilizadlo como primer plato o incluso como contorno para cualquier tipo de carne o pescado. No os olvidéis de la salsa de curry, podréis utilizarla para otras preparaciones.
Autor:
Cocina: Moderna
Tipo de receta: Salsas
Raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 2 patatas medianas
  • 2 patatas medianas violetas (opcional)
  • 1 brócoli pequeño
Para la salsa de curry:
  • ¼ de cebolla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de harina
  • 250 g de leche
  • Sal
  • Curry
Y además:
  • 150 g de couscous o cuscus
Preparación
  1. Lavamos y pelamos las patatas. Troceamos y lavamos el brócoli, en ramilletes.
  2. Ponemos agua en una cacerola y, cuando empiece a hervir, añadimos un poco de sal, el brócoli y las patatas. Dejamos que cueza hasta que esté todo cocinado (aproximadamente ½ hora).
  3. Aprovechamos ese tiempo para hacer la salsa de curry. Picamos la cebolla.
  4. En una sartén o en un cazo amplio ponemos el aceite e incorporamos la cebolla cuando el aceite esté caliente. La dejamos pochar.
  5. Añadimos la harina y la cocemos durante 1 minuto aproximadamente.
  6. Incorporamos a continuación la leche, el curry y la sal y removemos constantemente hasta crear nuestra bechamel o salsa de curry.
  7. Volvemos a nuestras verduras. En este caso la idea es no tirar el agua de cocción. Cuando estén cocido nuestro brócoli y las patatas lo sacamos del agua y lo reservamos.
  8. Preparamos ahora nuestro cuscús con el agua de cocción de la verdura. Ponemos el cuscús en un bol y echamos el agua hirviendo, respetando las cantidades y los tiempos que se indiquen en el paquete del cuscús. Cuando pase el tiempo indicado condimentamos el cuscús a nuestro gusto (aceite, especias…) y lo removemos bien.
  9. Servimos utilizando un aro de emplatar: ponemos el cuscús en la base, luego las verduras y terminamos coronando nuestra preparación con la salsa de curry.
Información nutricional por ración
Calorías: 300
Más información - Bechamel, una de las reinas de las salsas

Categorías: Salsas

Vamos a preparar una salsa de manzana que podéis servir con vuestra carne preferida. Es muy sencilla y quizás por eso está tan rica. Se hace con manzanas, solo manzanas, que coceremos y aromatizaremos con laurel. Luego, un poquito de sal y pimienta, retiramos el laurel, trituramos y ya la tenemos lista. Queda muy bien con carnes de cerdo y es una buena alternativa a otro tipo de salsas más calóricas.

Si sois fans de preparar escabeche en casa seguro que más de una vez os habéis preguntado como aprovechar el líquido. Yo también me preguntaba lo mismo y me daba mucha pena no tener una solución hasta que descubrí que se puede hacer mayonesa de escabeche. Ya sabéis que el escabeche es básicamente aceite aromatizado y vinagre. Dos de los ingredientes principales para hacer la mayonesa. Sólo hay que añadir un huevo y tendremos una salsa deliciosa con el sabor característico del escabeche.

Categorías: Recetas Fáciles, Salsas

No hay nada como la comida casera... una vez que pruebas algo casero luego no hay quien se coma su versión industrial. Os hablo concretamente de un buen ragú de ternera estilo boloñesa. Es una cocción lenta, con mucho cariño, con ingredientes frescos y de primera calidad, sencilla pero muy sabrosa... que si alguna vez habéis probado las salsas boloñesas industriales que venden en botes... en fin... casi mejor ni probarlas porque Dios sabe qué carne lleva... y qué otras cosas. Una vez la compré, leí la composición y pensé que jamás volvería a comprar esa salsa.