Este es un bocado de lujo. No sé si habéis probado las flores de calabaza... yo os animo a que las compréis si las encontráis en el mercado. Podéis rellenarlas tal y como os enseñamos en esta receta y sorprenderéis a todos. Para la crema he utilizado requesón y Gorzonzola pero podéis variar en función de los quesos que tengáis en casa. ¿Qué os parece, por ejemplo, requesón y queso manchego en cuadraditos?

Vamos a preparar un plato de pasta saludable, hecho con calabacines muy tiernos. Si los encontráis en el mercado os recomiendo que os aprovechéis de todas sus propiedades y que los consumáis en crudo. Nosotros los vamos a macerar con aceite de oliva virgen extra y con limón para obtener un plato original y lleno de sabor. Utilizaremos pasta integral pero podéis sustituirla por la que estéis acostumbrados a consumir en casa.

Categorías: Postres para Niños

Aquí os dejamos otra idea de merienda para pequeños y mayores: unos divertidos palitos de crema de cacao. Es una de esas recetas que los niños pueden hacer con nosotros. Les encantará poner todos los ingredientes de la crema en el bol y remover, con un tenedor o con una cuchara de palo. Los palitos están hechos utilizando una lámina de pasta redonda pero si tenéis en casa una lámina rectangular también os va a servir. Solo tendréis que dividirla en rectángulos, poner la crema en cada porción y enrollar cada tira. Yo os dejo las fotos de cómo se dividiría la masa redonda que puede parecer la más complicada.

Categorías: Recetas Verduras, Salsas

Es época de barbacoas, de carnes y verduras a la parrilla. Pues para este tipo de platos no hay nada mejor que una buena salsa. La de hoy es de fresas y es sencillísima. Os recomiendo que utilicéis un buen vinagre balsámico de Módena porque se nota la diferencia. Por lo demás, no tiene complicación: trituramos todo y lo ponemos en un bol, para que cada persona sirva lo que necesite.

Os vamos a enseñar a preparar una sencilla crema salada de aguacate que será la base ideal para preparar diversas y variadas tostas. Esa base se prepara con aguacate, limón, aceite, sal y pimienta. Parece fácil, ¿verdad? Además solo necesitaremos un tenedor para prepararla, ni batidora ni robot de cocina. En este caso vamos a manchar poco. El resto ya depende de vosotros, de vuestros gustos, de los ingredientes que tengáis en casa y de vuestra imaginación. Nosotros os proponemos algunas combinaciones testadas y que quedan realmente bien pero, si os apetece innovar y utilizar otros ingredientes, solo podemos animaros, ¡seguro que estarán muy ricas!

Son originales, saludables, ideales como aperitivo... y están buenísimos. Además, con nuestras fotos del paso a paso, son incluso fáciles de preparar. Son crujientes gracias a la pasta filo. ¿Y qué me decís del interior? Una estupenda combinación de verduras (lombarda y zanahoria) que se cocinará directamente en el horno. Servidlos con nuestra salsa agridulce: tendréis un picoteo estupendo para cualquier ocasión.

Categorías: Recetas con Pollo

Vamos a preparar un guiso rápido de patatas con pollo y curry. No es complicado y os puede solucionar la comida o la cena de hoy. Guisaremos todo en una cacerola amplia y luego prepararemos un pequeño sofrito al que añadiremos un poco de harina (que servirá para espesar la salsa) y también las especias. Fácil, ¿verdad?

En esta receta no se tira nada. Con el agua de cocción del brócoli y de la patata vamos a hidratar nuestro cuscús. ¿Qué os parece? Aquí quizás lo más original, además de la mezcla de ingredientes, es la salsa de curry. Veréis fotos de algunos de los pasos de la elaboración más abajo, en el apartado de preparación. Es una especie de bechamel pero con todo el sabor y el color del curry. Os animo a probarla porque queda fenomenal con el resto de ingredientes.
Couscous con verduras y salsa de curry
Utilizadlo como primer plato o incluso como contorno para cualquier tipo de carne o pescado. No os olvidéis de la salsa de curry, podréis utilizarla para otras preparaciones.
Autor:
Cocina: Moderna
Tipo de receta: Salsas
Raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 2 patatas medianas
  • 2 patatas medianas violetas (opcional)
  • 1 brócoli pequeño
Para la salsa de curry:
  • ¼ de cebolla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de harina
  • 250 g de leche
  • Sal
  • Curry
Y además:
  • 150 g de couscous o cuscus
Preparación
  1. Lavamos y pelamos las patatas. Troceamos y lavamos el brócoli, en ramilletes.
  2. Ponemos agua en una cacerola y, cuando empiece a hervir, añadimos un poco de sal, el brócoli y las patatas. Dejamos que cueza hasta que esté todo cocinado (aproximadamente ½ hora).
  3. Aprovechamos ese tiempo para hacer la salsa de curry. Picamos la cebolla.
  4. En una sartén o en un cazo amplio ponemos el aceite e incorporamos la cebolla cuando el aceite esté caliente. La dejamos pochar.
  5. Añadimos la harina y la cocemos durante 1 minuto aproximadamente.
  6. Incorporamos a continuación la leche, el curry y la sal y removemos constantemente hasta crear nuestra bechamel o salsa de curry.
  7. Volvemos a nuestras verduras. En este caso la idea es no tirar el agua de cocción. Cuando estén cocido nuestro brócoli y las patatas lo sacamos del agua y lo reservamos.
  8. Preparamos ahora nuestro cuscús con el agua de cocción de la verdura. Ponemos el cuscús en un bol y echamos el agua hirviendo, respetando las cantidades y los tiempos que se indiquen en el paquete del cuscús. Cuando pase el tiempo indicado condimentamos el cuscús a nuestro gusto (aceite, especias…) y lo removemos bien.
  9. Servimos utilizando un aro de emplatar: ponemos el cuscús en la base, luego las verduras y terminamos coronando nuestra preparación con la salsa de curry.
Información nutricional por ración
Calorías: 300
Más información - Bechamel, una de las reinas de las salsas

Las costillas de cerdo siempre están a buen precio pero podemos convertirlas en un plato de lujo si las hacemos así, caramelizadas y al horno. Necesitaremos contar con unas horas previas para el marinado así que, en este caso, tenemos que organizarnos bien y ponernos a preparar la comida con, al menos, 8 horas de antelación. Mi consejo, preparar el marinado la noche anterior. Al día siguiente las tendréis listas para hornear.