En esta receta no se tira nada. Con el agua de cocción del brócoli y de la patata vamos a hidratar nuestro cuscús. ¿Qué os parece? Aquí quizás lo más original, además de la mezcla de ingredientes, es la salsa de curry. Veréis fotos de algunos de los pasos de la elaboración más abajo, en el apartado de preparación. Es una especie de bechamel pero con todo el sabor y el color del curry. Os animo a probarla porque queda fenomenal con el resto de ingredientes.
Couscous con verduras y salsa de curry
Utilizadlo como primer plato o incluso como contorno para cualquier tipo de carne o pescado. No os olvidéis de la salsa de curry, podréis utilizarla para otras preparaciones.
Autor:
Cocina: Moderna
Tipo de receta: Salsas
Raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 2 patatas medianas
  • 2 patatas medianas violetas (opcional)
  • 1 brócoli pequeño
Para la salsa de curry:
  • ¼ de cebolla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de harina
  • 250 g de leche
  • Sal
  • Curry
Y además:
  • 150 g de couscous o cuscus
Preparación
  1. Lavamos y pelamos las patatas. Troceamos y lavamos el brócoli, en ramilletes.
  2. Ponemos agua en una cacerola y, cuando empiece a hervir, añadimos un poco de sal, el brócoli y las patatas. Dejamos que cueza hasta que esté todo cocinado (aproximadamente ½ hora).
  3. Aprovechamos ese tiempo para hacer la salsa de curry. Picamos la cebolla.
  4. En una sartén o en un cazo amplio ponemos el aceite e incorporamos la cebolla cuando el aceite esté caliente. La dejamos pochar.
  5. Añadimos la harina y la cocemos durante 1 minuto aproximadamente.
  6. Incorporamos a continuación la leche, el curry y la sal y removemos constantemente hasta crear nuestra bechamel o salsa de curry.
  7. Volvemos a nuestras verduras. En este caso la idea es no tirar el agua de cocción. Cuando estén cocido nuestro brócoli y las patatas lo sacamos del agua y lo reservamos.
  8. Preparamos ahora nuestro cuscús con el agua de cocción de la verdura. Ponemos el cuscús en un bol y echamos el agua hirviendo, respetando las cantidades y los tiempos que se indiquen en el paquete del cuscús. Cuando pase el tiempo indicado condimentamos el cuscús a nuestro gusto (aceite, especias…) y lo removemos bien.
  9. Servimos utilizando un aro de emplatar: ponemos el cuscús en la base, luego las verduras y terminamos coronando nuestra preparación con la salsa de curry.
Información nutricional por ración
Calorías: 300
Más información - Bechamel, una de las reinas de las salsas

Las costillas de cerdo siempre están a buen precio pero podemos convertirlas en un plato de lujo si las hacemos así, caramelizadas y al horno. Necesitaremos contar con unas horas previas para el marinado así que, en este caso, tenemos que organizarnos bien y ponernos a preparar la comida con, al menos, 8 horas de antelación. Mi consejo, preparar el marinado la noche anterior. Al día siguiente las tendréis listas para hornear.

A veces compramos láminas de hojaldre o de pasta brisa para hacer tartas saladas sin pensar que podemos hacer en casa una base sencillísima que, aunque no tiene las mismas características que las anteriores, nos sirve estupendamente para este tipo de preparaciones. La que os propongo yo solo tiene harina, agua, aceite y sal. Queda crujiente y se prepara en muy poquito tiempo. Lo podéis ver en las fotos del paso a paso.

Categorías: Recetas Verduras

Las anchoas aportan personalidad a esta sencilla receta. Conviene que sean de calidad y que vengan conservadas en aceite de oliva, a ser posible en un bote de cristal. Un chorrito de ese aceite lo utilizaremos para rehogar nuestra verdura. Podéis servir esta coliflor como guarnición, para acompañar pescados a la plancha e incluso carne. Otra opción es llevarla a la mesa como ensalada templada.

Categorías: Ensaladas, Recetas Verduras

En Recetín apostamos por la comida sana. Y un ejemplo de ello es la ensalada que os proponemos hoy. La espinaca, en este caso fresca, es la protagonista. Viene servida con mozzarella, uvas, nueces y con un aliño especial en el que no falta la miel. ¿Que no habíais probado las espinacas en crudo? Pues os dejo el link a dos recetas para que vayáis alternando: Ensalada exprés de espinacas, remolacha y queso y Ensalada de espinacas con queso y arándanos.