Categorías: Ensaladas, Recetas Huevo

Este plato es un clásico de nuestra casa. Y lo es porque también lo ha sido de mi niñez. Lo llamaba (y lo llamo) patatas con piel porque el resto lo decide cada uno. A la mesa se llevan las patatas cocidas, con los huevos y la zanahoria también cocidos. Luego llega lo divertido: cada uno elige su patata y la acompaña con lo que más le gusta: tomatitos, cebolla, atún... sabiendo que el huevo duro y la zanahoria no pueden faltar. También es opcional si aliñarlo con aceite y vinagre, pimentón, mayonesa... Lo bonito aquí es elegir, quizás por eso a los niños les gusta tanto.

Categorías: Recetas Verduras

Lo mejor de la cocina es el sinfín de recetas que podemos elaborar con un mismo ingrediente. Hoy vamos a llevar a la mesa unas judías verdes salteadas con un poquito de ajo, pimiento y avellanas. Los amantes del picante pueden darse un capricho y añadir también un trocito de guindilla. Partiremos de las judías verdes ya cocidas porque ya os enseñamos cómo cocerlas de forma rápida. Os dejo el enlace para que podáis consultarlo: judías verdes en olla exprés. Pero en este caso no pongáis el aceite en la olla. Reservadlo para después, así no añadiremos calorías al plato.

Categorías: Recetas Verduras

Esta crema es una buena opción para la cena de cualquier día de la semana. Es ligera, con mucho calabacín y con un poco de leche como única grasa. Luego, si queremos, y una vez en el plato, podemos ponerle un chorrito de aceite de oliva. Tanto la patata como el arroz nos van a servir como espesantes pero ya veréis en las fotos que vamos a poner muy poquita cantidad de estos ingredientes.

Ayer cuando fui al mercado me encontré con unos tomates maduros a buen precio y enseguida supe que los iba a utilizar en esta receta de salsa de tomates asados. Es una salsa muy rica y ligeramente diferente a la que estamos acostumbrados a hacer porque se asan en el horno. Así que puedes aprovechar para prepararla mientras haces otra receta como pollo asado, pescado o más verduras asadas como calabaza o boniatos.

Vamos a cocinar pollo en una cocotte. El resultado es una carne muy jugosa, a medio camino entre cocida y asada, que prácticamente se cocina sola. Pondremos unas patatas, romero, un poquito de cebolla y dos cucharadas de aceite, no más. El vino blanco, que añadiremos más tarde, será el que ayudará a crear la salsita de este plato.

Preparar una pescadilla al horno es de lo más sencillo si seguís esta receta. Solo necesitará 10 minutos de horneado y quedará de lo más sabroso porque le vamos a poner ajo, perejil y pan rallado. Utilizaremos una pescadilla. Si es entera tendréis que quitarle la espina antes. Pero si no os va mucho la idea, pedidle a vuestro pescadero que os la abra, que lo hará encantado.

Categorías: Entrantes, Recetas de Carne

Esta es una de esas recetas tradicionales que sorprenden por su sencillez. Son simplemente chorizos tiernos cocidos en cava y están buenísimos. La ventaja es que, a la vez que el chorizo coge el sabor de esta bebida, suelta algo de grasa. Además es un aperitivo que tendréis listo en menos de una hora.

Aunque no tengamos báscula podemos hacer un bizcocho de limón sencillísimo utilizando cucharadas y cucharaditas como medida. Necesitaremos 3 huevos y 2 limones. Luego solo utilizaremos un par de cucharas (una sopera y otra de postre) para medir el resto de ingredientes: 10 cucharadas de azúcar, 12 de harina... lo tenéis todo descrito en la ficha de la receta.

El bacalao, bien cocinado, está delicioso. La receta de hoy está elaborada con bacalao congelado que apenas hemos tenido que desalar (con tenerlo una hora en agua ha sido suficiente). Lo hemos pasado por harina para después freírlo un par de minutos porque lo que realmente nos interesa es que se cocine con la salsa de tomate que también hemos preparado. Hay fotos de los ingredientes y del paso a paso que, seguro, os serán de ayuda.