Los hojaldritos de plátano gustan a todos los niños por su sencillez. Y es que, no nos vamos a complicar en hacer una crema elaborada porque con un plátano y un poco de azúcar obtendremos un relleno delicioso. Que os ayuden los peques a prepararlos. Comprad una lámina de hojaldre -para que sea más fácil de hacer- y aplastad un par de plátanos con un tenedor. Añadid a esa papilla una cucharadita de azúcar y ya solo os quedará montar vuestros hojaldritos.

En casa nadie se puede resistir a un plato de lentejas. Las consumimos semanalmente y, casi siempre en forma de guiso, como el que os muestro hoy. Esta vez las hemos hecho con verduras, dando protagonismo a los champiñones. No tienen por tanto carne ni chorizo pero os aseguro que así, con los ingredientes que os indico a continuación, quedan buenísimas. Son más ligeras y perfectas para quienes quieren seguir una dieta sana.

Estos garbanzos a la vinagreta son uno de mis platos favoritos del verano. Se pueden hacer con garbanzos en conserva, pero cocerlos nosotros en casa no cuesta tanto y permite obtener un plato de 10. La vinagreta es sencilla. Lleva cebolla, perejil, huevo duro y, por supuesto, aceite, vinagre y sal. No puede faltar un poco de agua, a ser posible, la de la cocción de los garbanzos.

¿Os apetece preparar unas galletas sanas? Pues os dejo mi mejor receta: son unas unas galletas sin huevo ni azúcar que, además, están buenísimas. Llevan pasas, almendras y también coco rallado. Suelo prepararlas con harina semi integral y las hago habitualmente para evitar comprar galletas ya hechas. Probadlas porque os gustarán.

El de hoy es un plato tradicional y, sobre todo, de aprovechamiento. El ingrediente principal es el pan duro, ese que a veces tiramos porque no sabemos cómo utilizar. Lo bueno sería llegar a conseguir una rutina: ir guardando durante la semana en una bolsa el pan que va sobrando y, los domingos, hacer estas deliciosas migas con chorizo. ¿Lo intentamos? Quizás lo más costoso (en el sentido de aburrido) sea trocear el pan porque la preparación en sí no es complicada. Os la resumo: rehogamos el ajo y el chorizo (en este caso también la salchicha) y en ese mismo aceite cocinamos el pan troceado. Es sí, tendremos que hacerlo a fuego lento y removiendo con una cuchara de palo... es lo bonito de los platos tradicionales.

Hoy os enseñamos a preparar un guiso de patatas con pescado y marisco. Es perfecto si no tenéis mucho tiempo para cocinar ya que lo tendremos hecho en poco más de media horita. ¿Que no os lo creéis? Pues seguid leyendo porque os digo el truco. En una cacerola vamos a cocer tanto la patata como la zanahoria. Aprovecharemos ese tiempo para hacer un sofrito con la cebolla y el pescado (que puede ser fresco o congelado) y luego lo integraremos todo. Fácil, ¿verdad? Pues os mostramos también el paso a paso en imágenes por si quedara alguna duda. Y de postre... nada mejor que un yogur con fresas. Perfecto en estas fechas.
Guiso de patatas a la marinera
Un plato tradicional que gusta mucho a los niños: guiso de patatas con marisco y pescado.
Autor:
Cocina: Tradicional
Tipo de receta: Pescados
Raciones: 6
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 7 patatas
  • 3 zanahorias
  • Un trocito de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Hierbas aromáticas
  • Agua
  • 200 g de marisco o pescado congelado (tipo preparado para paella)
  • 2 trocitos de merluza congelada
  • Una cucharadita de harina
Preparación
  1. Pelamos y troceamos tanto las patatas como las zanahorias y el trocito de cebolla.
  2. Lo ponemos en una cacerola, con el diente de ajo y las hierbas aromáticas.
  3. Cubrimos con agua. Lo ponemos al fuego y cocemos.
  4. Mientras cuece podemos preparar el sofrito. Sofreímos un poco de cebolla en una sartén con un poco de aceite.
  5. Cuando esté rehogada, ponemos el marisco y el pescado en esa sartén.
  6. Una vez descongelado añadimos la harina y la sal.
  7. Cuando tanto las patatas como la zanahoria estén cocidas, ponemos ese sofrito en la cacerola.
  8. Dejamos que cueza todo junto unos diez minutos más.
  9. Ajustamos de sal y servimos.
Información nutricional por ración
Calorías: 300
Más información - Yogur con fresas, un postre muy fácil