El bacalao, bien cocinado, está delicioso. La receta de hoy está elaborada con bacalao congelado que apenas hemos tenido que desalar (con tenerlo una hora en agua ha sido suficiente). Lo hemos pasado por harina para después freírlo un par de minutos porque lo que realmente nos interesa es que se cocine con la salsa de tomate que también hemos preparado. Hay fotos de los ingredientes y del paso a paso que, seguro, os serán de ayuda.

Pocas cosas hay más ricas que un buen batido de plátano. Se prepara en poco tiempo pero tenemos que ser previsores y congelar la fruta con antelación. No cuesta nada, sobre todo si hacemos lo siguiente: cuando veamos que los plátanos han madurado demasiado, los pelamos, los troceamos y ¡al congelador!  En esta ocasión vamos a utilizar dos plátanos y unas frambuesas. Solo nos quedará poner la leche, batir todo bien y… disfrutar.

Este guiso de alubias con almejas es una delicia. Se hace a fuego lento, como tiene que ser. Y gracias a las fotos del paso veréis que prepararlo lleva su tiempo pero que no es complicado. Lo importante es poner las alubias en remojo la noche anterior y luego cocerlas partiendo de agua fría. Según nos vaya pidiendo agua el guiso añadiremos el agua que necesite, pero siempre fría.

Si tenéis niños esta receta les va a encantar. Les gustará prepararla y les gustará probarla después. Los protagonistas aquí son el arroz inflado y el chocolate así que, con esos ingredientes, el resultado será un éxito asegurado. Hay que ser pacientes porque, una vez mezclado todo, tenemos que dejar que se enfríe en el frigorífico al menos una hora. Por lo demás es coser y cantar, ya lo veréis.

El bizcocho de hoy, el que veis en la foto, está hecho con claras de huevo. Por eso tiene ese color tan blanquito y por eso también queda tan esponjoso. Le hemos puesto unas gotas de chocolate blanco pero podéis adaptarlo a vuestros gustos o a los ingredientes que tengáis en casa. Con trocitos de chocolate negro o con chocolate con leche os va a quedar también muy bien.

Los hojaldritos de plátano gustan a todos los niños por su sencillez. Y es que, no nos vamos a complicar en hacer una crema elaborada porque con un plátano y un poco de azúcar obtendremos un relleno delicioso. Que os ayuden los peques a prepararlos. Comprad una lámina de hojaldre -para que sea más fácil de hacer- y aplastad un par de plátanos con un tenedor. Añadid a esa papilla una cucharadita de azúcar y ya solo os quedará montar vuestros hojaldritos.

En casa nadie se puede resistir a un plato de lentejas. Las consumimos semanalmente y, casi siempre en forma de guiso, como el que os muestro hoy. Esta vez las hemos hecho con verduras, dando protagonismo a los champiñones. No tienen por tanto carne ni chorizo pero os aseguro que así, con los ingredientes que os indico a continuación, quedan buenísimas. Son más ligeras y perfectas para quienes quieren seguir una dieta sana.