Agua de azahar, aroma floral en tus recetas

El agua de azahar es un aromatizante de sabor muy concentrado a flor de naranjo, algo amargo y con un olor muy perfumado. Se obtiene destilando las flores de azahar. Una vez obtenida el agua, se conserva en unos frascos característicos por su color azul cobalto que le permite conservar su calidad sin que le afecte la luz.

A la hora de usarlo en la cocina, generalmente se destina a recetas de repostería como el famoso roscón de Reyes, al que le da ese característico sabor que muchas veces nos hemos preguntado a qué ingrediente se debía. También se usa para aromatizar los creps o el té.

El agua de azahar es un producto natural libre de conservantes y colorantes que podemos usar en recetas sanas para niños. Además del roscón, bizcochos o bollos suizos, el agua de azahar aportará nuevos sabores a los helados, macedonias en las que pongamos cítricos y a las bebidas sin alcohol, muy adecuadas para estas fiestas. Una plato que hemos apuntado este puente tras probarlo en un bar de Sevilla y que ya de por sí gusta a los niños es las lagrimitas de pollo al azahar y crema de naranja. Ya os pasaremos la receta.

En los grandes almacenes hoy día encontramos fácilmente el agua de azahar de marcas como Vahiné, especialistas en repostería, o La Giralda, dedicada desde hace más de cien años a este producto.

Vía: Vahiné, Agua de azahar Luca de Tena

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *