Aguacate y pollo, lasaña de pescado y yogur: El menú frío

Las comidas de navidad nos suelen provocar un poco de stress a las personas que nos gusta tener todo a punto y en perfectas condiciones para que nuestros invitados no pongan pega alguna. Esta tensión se incrementa cuando durante la comida tenemos que estar pendientes de los próximos platos que saldrán de la cocina en lugar de disfrutar de los manjares de la mesa. Que si hay que calentar, que si hay que dar el último toque, que si hay que emplatar…

Para que verdaderamente podamos pasar una agradable cena o almuerzo con nuestros seres queridos, os vamos a proponer un menú frío, de esos que se dejan preparados unas horas antes y se dejan listos para llevarlos rápidamente a la mesa. En nuestro menú frío, comenzamos con una ensalada de pollo y aguacate, seguimos con una lasaña fría de pescado y una copa de yogur y frutos secos. Como vemos, un menú rico para los niños y cómodo para los mayores que nos metemos entre fogones.

La ensalada la hacemos a partir de pechuga de pollo troceadita y salteada con un poco de cebolleta, sal y pimienta. El resto de ingredientes principales son aguacate, tomate y queso blanco en finas rodajas. Esta ensalada tan completa la podemos aliñar con una salsa a base de mayonesa y mostaza. Para servirla originalmente, vamos disponiendo los ingredientes por capas y en forma de torre, ayudándonos si queremos de aros de emplatado.

La lasaña fría es muy cómoda porque la dejamos en una fuente reservada en la nevera y directamente podemos servirla en la mesa. Antes de cocer las placas de lasaña, vamos a preparar el relleno. Mezclamos 400 gramos de queso ricotta y otros tantos de mascarpone con zumo de limón, finas hierbas y pimienta. Ahora montamos la lasaña con una capa de pasta, untamos encima la pasta de quesos, ponemos lonchitas de salmón ahumado, sobre ellas más láminas de lasaña, ahora otro poco de queso y gambitas cocidas o carne de cangrejo picados, más hojas de lasaña, queso y algún pescado blanco cocido desmenuzado. Terminamos con láminas de lasaña y decoramos con salsa rosa, vinagreta o ensalada.

Para la copa de yogur solo tenemos que llenar una copa con yogur natural azucarado y batido y decorar por capas o a modo de topping con frutos secos y un poco de miel o caramelo.

Vía: Manual de recetas, Hogarutil, Recetasdecocinablog

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *