Albóndigas de carne rellenas de queso y con salsa de tomate Orlando

Hoy quiero presentaros una receta muy especial de albóndigas rellenas de queso y con salsa de tomate casera de Orlando. Y os quiero hablar y decir que es especial, porque hace un par de semanas pude conocer de primera mano la fábrica y los campos de tomate de Orlando en Alfaro, en La Rioja, donde nos enseñaron cómo se realiza todo el proceso para la elaboración de su tomate frito, algo que seguro muchos de vosotros desconocéis.

Orlando es una marca que se diferencia del resto de marcas ya que incorpora a su tomate frito un sofrito de cebolla y ajo (en total 7 kg de ajo y 50 kg de cebolla por 650 litros de aceite), ¡casi nada!

Así que os voy a explicar un poco como fue todo el proceso y una super receta de albóndigas de carne rellenas de queso y con la salsa de tomate frito casero Orlando.

Lo primero que hicimos es conocer de donde provenía todo, pudimos ir al campo donde se plantan las matas de tomate y ver cómo es todo el proceso de plantación. Lo que se hace es cargar los semilleros con semillas seleccionadas de alta producción y se van dejando germinar en el invernadero que os muestro.

Una vez que la planta tiene un tamaño considerable se lleva al campo de cultivo. Se planta y se espera a que crezcan para su recolección en verano.

Tras conocer de primera mano todo lo que sucede en el campo, nos dirigimos a la fábrica de Orlando a conocer todo el proceso para hacer el sofrito de tomate.

Lo primero que hicimos fue degustar los diferentes tipos de tomate Orlando que existen en el mercado, con una cata. Sin duda mi favorito el tomate frito con Parmesano, tiene un toque de queso que le hace ser especial y está buenísimo.

Una vez hecha la cata, nos pusimos manos a la obra a conocer desde dentro todo el proceso.

Vimos cómo se fríe de manera artesanal el ajo y la cebolla en aceite de girasol. Se utiliza el aceite de oliva en la variedad de Orlando que va con aceite de oliva.

Se deja que todo se fría a fuego lento durante unas 2 horas aproximadamente, para que #ElSofritodeOrlando esté realmente en su punto. En ese momento se retira la cebolla y el ajo con una espumadera y se desechan para dar de comer a los animales.

El aceite en el que ha quedado toda la sustancia de la cebolla y el ajo frito, es el que se usa para mezclar con el tomate. Para hacer todo este proceso, la mezcla se mantiene toda junta en unas ollas y se van haciendo catas progresivamente para ver el grado de acidez del mismo.

Terminado el proceso de elaboración, se continúa con el envasado del tomate, que como podéis ver, no tiene desperdicio.

¿Qué os parece? ¿De lo más artesanal verdad?

¡Y también tuvimos fotaza de grupo! :)

Pues ahora si que llega el momento de explicaros la receta de albóndigas rellenas de queso que he preparado con el tomate frito Orlando estilo casero.


Descubre otras recetas de: Recetas de Carne

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.