Albóndigas terroríficas en salsa de tomate

Ingredientes

  • Para 4 personas
  • 1 kg de carne picada de pechuga de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Un buen chorro de vino blanco
  • 20 gr pan de molde
  • 1 huevo
  • pimienta
  • Para la salsa
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 1 cucharadita de aceite
  • 400 gr tomate triturado
  • Un buen chorro de vino blanco
  • Pimienta
  • Aceitunas negras para decorar

Si te gustan las albóndigas, no te puedes perder esta sencilla receta de albóndigas de pollo para la noche de Halloween. ¿Aún no has visto todas las recetas de Halloween que tenemos? ¡Échalas un ojo!

Preparación

En un recipiente ponemos la carne picada de pollo, los dos dientes de ajo picados, el perejil fresco, la sal, el vino blanco, el pan de molde desmigajado, el huevo y la pimienta. Con la ayuda de nuestras manos, removemos todos los ingredientes hasta que queden bien incorporados. Y quede una masa más o menos homogénea.

Hacemos pequeñas bolas con ella.

En una sartén ponemos aceite de oliva a calentar y una vez que el aceite está caliente, vamos incorporando una a una cada una de las albóndigas hasta que las dejamos doraditas.

Cuando están hechas, las dejamos sobre un papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

En otra sartén ponemos un poco de aceite de oliva, lo calentamos, e incorporamos los dos dientes de ajo picados y la media cebolla también picada.

Dejamos que todo se rehogue unos de minutos, y añadimos el tomate triturado y el vino blanco. Dejamos que todo reduzca durante unos 10 minutos y rectificamos de sal y pimienta.

Ya nos queda emplatar nuestras albóndigas terroríficas. Para ello pondremos sobre la base del plato un poco de la salsa de tomate y sobre ella colocaremos las albóndigas.

Con un poco de imaginación, las decoramos con unas olivas negras que serán unas divertidas arañas.

¡Riquísimas y terroríficas!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *