Apple Crumble con fresas: tan sencillo y tan exquisito


Para aquéllos que lo desconozcáis el crumble, es éste un postre sencillo al máximo y con el que quedas como los ángles. Es el postre de los contrastes: ácido, dulce, crujiente, blando, caliente frío…. y hecho en un periquete. Quizá hacer la cobertura crujiente sea lo único que cueste un poquitín más, pero no creo que tardaremos mucho en hacernos expertos. Ahora que hay fresas, si le añades un puñado de éstas al crumble te chuparás los dedos, pues se desacen y se hacen casi mermelada. No dejes de ver el restos de recetas de crumble que incluímos en Recetín.

Ingredientes (4 personas): 4 manzanas (evitar las rojas), 10 fresas, 125 g de harina, 100 g de mantequilla, 100 g de azúcar blanco y un poco más, 50 g de azúcar moreno, 2 cucharadas de agua; natillas, crema inglesa, o helado de vainilla para acompañar.

Preparación: precalentamos el horno a 200º C. Mientras, mezclamos la harina, con el azúcar blanco. Añadimos la mantequilla fría cortada en daditos y mezclamos con las yemas de los dedos con rapidez para incorporar la harina (pegando como pellizcos a la harina). Es muy facil, lo explico de otro modo: sólo tenemos que coger cantidades pequeñitas con las yemas de los dedos (las dos manos a la vez), y frotarlas entre sí como cuando se nos queda algo pegado. Nos ha de quedar como arena de playa gruesa o pan rallado algo más basto. Reservamos al frío.

Pelamos las manzanas, les retiramos el corazón, las cortamos en gajos, y las ponemos en recipiente con el agua y las espolvoreamos con un poco de azúcar blanco. Las llevamos 5 minutos al microondas a potencia máxima (han de quedar al dente). Si hubieran soltado mucho jugo, quitamos un poco de éste. Lavamos y cortamos los rabitos a las fresas y las cortamos a la mitas. Las colocamos por toda la superficie del recipiente.

Cubrimos con la mezcla de harina y mantequilla que habíamos reservado y espolvoreamos con el azúcar moreno. Horneamos entre 20 y 30 minutos hasta que la masa haya dorado y el azúcar haya caramelizado ligeramente (siempre puedes darle un golpe de grill). Sirve en cuencos, bien caliente, acompañado de helado de vainilla, natillas, o crema inglesa.

Imagen: honestfare

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *