Árboles de Navidad de galleta, en 3D

Comenzamos con las divertidísimas y coloridas recetas de dulces de motivos navideños. Tenemos que comenzar a equiparnos de MATERIALES PARA DECORACIÓN DE REPOSTERÍA como los colorantes, cortapastas o moldes con motivos navideños.

Sin estos instrumentos y sin la ayuda de los niños, que son tan creativos y mañosos, no podrás hacer galletas y pasteles tan geniales como estos arbolitos de Navidad. ¿Comestibles? ¡Pero si son tan monos que nos da pena darles un mordisco!

Ingredientes: 1.25 tazas de azúcar, 1 taza de mantequilla, 2 huevos, 3.5 tazas de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo, un poco de esencia de vainilla líquida, colorantes alimentarios rojos o verde (en líquido o en polvo), GLASEADO de azúcar

Preparación:: Comenzamos preparando la masa de las galletas. Para ello mezclamos la mantequilla ablandada con el azúcar, los huevos añadidos y diluidos uno a uno, y la esencia de vainilla. Una vez bien homogénea esta masa cremosa, añadimos la harina mezclada con la levadura y mezclamos. Podemos dividir la masa en tantas partes como colores queramos ponerle a los árboles. Tendremos que tener en cuenta que cada árbol se construye con dos galletas.

Añadimos y disolvemos poco a poco el colorante suficiente en la masa como para que obtenga un color intenso y la colocamos en un recipiente cubierto con film. Dejamos reposar 1 hora en el frigo.

Pasado el tiempo, estiramos la masa en una superficie ligeramente enharinada hasta dejarle un espesor de 1 cm. Ayudándonos de un cortador de galletas con forma de árbol cortamos porciones de masa, siempre en número par para poder formar árboles completos. La mitad de los arbolitos los partimos por la mitad verticalmente.

Distribuimos separadamente las galletas en una bandeja de horno con papel antiadherente y untadas con un poco de mantequilla fundida y horneamos a 180 grados durante unos 10 minutos o hasta que estén doradas. Dejamos enfriar las galletas una vez cocidas sobre una rejilla.

Una vez frías, pegamos dos mitades de galleta sobre cada lado de una entera por el eje central vertical con un poco de glaseado aún fundido. Dejamos que se fije el arbolito de pie. Una vez pegados, los decoramos con el glaseado, que también habremos podido colorearlo.

Imagen: Readersdigest

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

3 comentarios

  1.   teresa perez dijo

    son geniales todas las recetas ,los niños se divierten muchisimo cuando participan en actividades asi ,como las que ustedes nos dan la posibilidad de aser con ellos,gracias…

    1.    Alberto Rubio dijo

      Gracias Teresa! Eso pretendemos!

  2.   Maria Sch dijo

    Yo usaría estos arboles como centro de mesa o
    para darles un aperitivo de bienvenida a mis invitados, además se pueden hacer
    con todo tipo de alimentos como lo vi en este artículo http://www.1001consejos.com/arboles-de-navidad-comestibles,
    solo es cuestión de ingenio y echar a volar la creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *