Batido de vainilla y frutos rojos

Ya sabemos que los niños no paran de moverse y en verano menos todavía. Para que tengan energía suficiente les vamos a preparar para merendar este batido de vainilla y frutos rojos, que además de ser delicioso, es fresquito y nutritivo.

Es fundamental cuidar bien su alimentación enseñándoles que la comida no es, para nada, aburrida. Que no se debe estar comiendo siempre lo mismo para hacerla más variada y divertida.

Así que a la hora de merendar podemos prepararles ricas macedonias de frutas, helados caseros, batidos, bocadillos, barritas energéticas caseras, etc que les aportarán la energía que ellos necesitan para no llegar a la cena desmayados y hambrientos.

Para hacer este batido de vainilla y frutos rojos puedes usar moras, cerezas y arándanos pero también puedes añadir frambuesas, fresas, endrinas, grosellas, etc que aportan buenos nutrientes y antioxidantes para luchar contra los radicales libres.

También hay que tener un ojo en los azúcares añadidos. Este batido ya es dulce de por sí gracias al helado. En estos casos también utilizo un truco en casa que me va muy bien. Suelo congelar los plátanos más maduros que se van quedando en el frutero y que ya nadie quiere. Los pelo, los corto en trocitos y los meto en una bolsa en el congelador. Después los utilizo en este tipo de recetas, así aportan al mismo tiempo dulzura y un toque de frío.

Batido de vainilla y frutos rojos
Una batido delicioso para refrescar las dinámicas tardes de verano.
Autor:
Tipo de receta: Bebidas
Raciones: 2
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 50 g de moras
  • 100 g de arándanos
  • 50 g de cerezas
  • 1 plátano
  • 200 g de leche
  • 75 g de helado de vainilla
Preparación
  1. Trituramos las moras, los arándanos y las cerezas deshuesadas. Pasamos el puré por un tamiz de malla fina para quitarle todas las diminutas semillas para hacerlo más agradable.
  2. Vertemos el puré obtenido en el vaso de la batidora, añadimos el plátano pelado y cortado en trocitos, el helado de vainilla y la mitad de la leche. Batimos durante 30 segundos.
  3. A continuación, vamos añadiendo el resto de la leche poco a poco hasta conseguir la textura deseada. Normalmente a los niños les gustan que sea fácil de beber, así que cuanto más líquido mejor.
  4. Servimos en vasos altos, fríos y con una pajita para decorar.
Información nutricional por ración
Calorías: 190

 

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: