Batidos de verduras, un plus de vitaminas y minerales

El atractivo color de las verduras nos puede servir para colorear un buen smoothie o batido de frutas sin que los pequeños de la casa lo noten demasiado. Hortalizas como la zanahoria, la remolacha o las espinacas crudas no aportarán demasiado sabor a verdura al batido y, sin embargo, aumentará su número de nutrientes y su apariencia, más vistosa y colorida. Os damos algunas ideas:

1. Frutas y verduras naranjas: Frutas como el melocotón, el mango o la naranja maridan bien con la zanahoria o la calabaza, tanto en color como en sabor. Estas dos hortalizas son dulzonas y su sabor se fundirá con el de las frutas.

2. Si prefieres preparar un batido de kiwi o aguacate, recurre a las verduras de hoja verde en crudo, como los berros o las espinacas. No darán mucho sabor al batido pero sí potenciarán su color verde y su carga de vitaminas.

3. ¿Fundimos el rojo de la remolacha o el tomate con unas frutas del bosque? El ácido del tomate se unirá al de las grosellas o las fresas. La dulzona remolacha, gracias a su color morado, no alterará el vivo color del smoothie de moras o arándanos.

Estas son algunas orientaciones para que prepares tu súper batido. ¿Qué ingredientes le has puesto?

Imagen: Remember, Candis

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *