Bizcocho al mascarpone, solo o acompañado

Este bizcocho tiene tan sólo un toque diferente al clásico de huevo, leche y harina. Lleva queso mascarpone. El queso le aporta untuosidad a la textura del bizcocho, además de un mayor poder nutritivo. Podemos emplearlo como un bizcocho normal, sólo o en un pastel.

Ingredientes: 200 gr. de queso mascarpone, 100 gr. de mantequilla, 200 gr. de azúcar, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 2 huevos, 250 ml. de leche entera, 300 gr. de harina de trigo, 1 cucharadita de bicarbonato o levadura en polvo, una pizca de sal

Preparación: Comenzamos montando con las varillas la mantequilla reblandecida con el azúcar hasta conseguir una crema aireada. Añadimos entonces el queso y la esencia de vainilla y continuamos batiendo. Ahora sobre la crema de queso cascamos los huevos uno a uno, mezclamos ligeramente y echamos la leche. Damos un golpe de varillas para homogeneizar la masa.

Por otro lado mezclamos los ingredientes secos,es decir la harina tamizada junto con el bicarbonato y la sal. Añadimos esta combinación poco a poco a la mezcla anterior removiendo constantemente para que se integren todos los ingredientes.

Vertemos esta masa en un molde desmoldable engrasado o forrado con papel de hornear y cocinamos en el horno a unos 170 grados durante 35 minutos o hasta que pinchemos con un palillo o cuchillo el bizcocho y salga seco.

Imagen: Amoreerisparmio, Shesimmers

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *