Bizcocho relleno de mermelada y queso

En vacaciones podemos permitirnos el lujo de desayunar sin prisas. Tenemos también más tiempo de disfrutar en la cocina preparando recetas caseras como por ejemplo un buen bizcocho. Os proponemos una idea para rellenarlo. Aparte de usar una combinación dulce y salada (queso blanco y mermelada de fresas, por ejemplo) cortaremos el bizcocho por la mitad a nivel vertical para obtener un vistoso resultado con el corte del bizcocho.

Ingredientes: 175 gr. de mantequilla, 175 gr. azúcar, ralladura de limón o naranja, 4 huevos, 175 gr. de harina, 1 cucharadita de levadura en polvo, un poco de sal,

Preparación: Comenzamos mezclando con las varillas la mantequilla con el azúcar y la piel de los cítricos hasta que quede una crema blanquecina y aireada. Entonces añadimos uno a uno los huevos hasta incorporarlos del todo en la masa.

Por otro lado mezclamos la harina con la sal y la levadura en polvo y la agregamos tamizándola con un colador a la crema de huevo y mantequilla. Vertemos esta mezcla en un molde rectangular tipo plum cake forrado con papel de hornear y metemos en el horno precalentado a unos 170 grados durante 1 hora aproximadamente. Si el pastel se dora demasiado rápido, cubrimos la parte superior con papel de aluminio.

Cuando pinchemos el interior del bizcocho con un cuchillo y salga seco, lo retiramos del horno y cuando esté templado lo desmoldamos y lo dejamos enfriar en una rejilla.

Cuando se enfríe, lo abrimos en canal y lo rellenamos por los laterales con el queso y la mermelada elegidos.

Imagen: Braesidecountrypies

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *