Bizcocho genovés, una buena base para tus tartas

Denominado pâte génoise por los gourmets y profesionales, el bizcocho genovés se diferencia del que estamos acostumbrados a hacer de modo básico en que su masa se prepara al calor del baño maría. El resultado es un bizcocho esponjoso y tierno que puede servir de base para pastelitos o tartas. ¿Ya tienes pensado de que lo vas a rellenar y cubrir?

Ingredientes: 8 huevos, 250 gr. de azúcar, 250 gr. de harina 50 gr. de mantequilla sin sal, una pizca de sal

Preparación: Comenzamos mezclando en un recipiente los huevos y el azúcar batiendo ligeramente con unas varillas. Llevamos este cacharro sobre una cacerola con agua hirviendo a fuego medio y batimos con movimientos envolventes hasta que la mezcla espese y se convierta en una crema homogénea. Hemos de ir controlando la temperatura del baño maría para evitar que la crema hierva y se coagule el huevo, quedando entonces cortada.

Ya fuera del fuego, continuamos batiendo la crema para que espumee y añadimos la mantequilla y una pizca de sal. Entonces añadimos la harina en forma de lluvia con ayuda de un colador y vamos integrándola con las varillas mediante movimientos envolventes de arriba hacia abajo, como si montáramos nata o merengue.

Echamos la masa en un molde redondo desmontable sin que llegue hasta arriba y hornear en horno precalentado durante unos 30 minutos a 180 grados.

Desmoldamos el bizcocho al sacarlo del horno y lo volcamos sobre una rejilla para que suelte el vapor y se enfríe. Es decir, el bizcocho reposará boca abajo hasta que se enfríe y ya podamos cortarlo y rellenarlo.

Imagen: Elicheesecake

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *