Bombones crujientes

Fundimos el chocolate en el microondas. Añadimos la nata líquida y el coñac y mantenemos 3 minutos en el fuego sin parar de remover. Añadimos los crispis y mezclamos rápidamente para que queden bien envueltos. Enfriamos un poco fuera del fuego. Engrasamos una placa pastelera y con ayuda de una cuchara colocamos montoncitos de chocolate mezclado con crispis sobre ella. Enfriamos unas horas en la nevera y despegamos de la placa.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *