Brochetas, fáciles y sugerentes

Ya sabemos lo difícil que se hace a veces que los niños coman a gusto. Por ello, debemos de preparar platos que reúnan ciertas características. Una es la facilidad a la hora de comer, y otra, la creatividad en la presentación.

Pues bien, tenemos una solución. Se trata de las brochetas. Las brochetas permiten a los niños poder comer los alimentos de una forma cómoda, limpia y segura. Y dado que se trata de combinar daditos de diferentes alimentos, resultan llamativas en su presentación.

Como hemos dicho, las brochetas son un sistema de preparar y presentar los platos basado en ensartar trozos de carne, fruta, pescado o verdura en un pincho largo y, si es adecuado o no lo hemos hecho previamente, cocinarlo, generalmente a la plancha.

Una de las ventajas de las brochetas reside en la facilidad a la hora de comerlas. Los daditos son asequibles para tomarlos de un bocado, sin necesidad de usar cuchillo y tenedor, excepto si preferimos ayudarnos de ellos para sacarlos del palillo en lugar de comerlos directamente. La seguridad también es importante, así que si se trata de carne o pescado, los trocitos van desprovistos de huesos o raspas, cosa que es aconsejable para los pequeños de la casa.

Hacer brochetas, y comerlas, por supuesto, resulta divertido. Podemos combinar cantidad de alimentos que quizás no nos atreveríamos a unir en un guiso por su contraste. Sin embargo, en la brocheta perdemos un poco el miedo a que lo sabores se mezclen dando no muy buenos resultados. Por otro lado, el alternar los daditos aporta un sugerente colorido y hace menos monótono el comer. Es decir, vamos tomando, por ejemplo, verdura-pescado-verdura-carne.

Las brochetas nos permiten también controlar mejor la cantidad que vamos a servir a los niños, ya que la ración está reunida en el palillo, y no se trata de alimentos dispersos como podrían estar en una menestra o un plato de cuchara.

Como venimos repitiendo, la seguridad a la hora de que un niño coma es condición sinequanone. Por ello, recomendamos que el palito de la brocheta no sea punzante en sus extremos. Los hay redondeados, que nos permiten de igual modo ensartar los alimentos correctamente.

En los siguientes posts os iremos dando recetas de sugerentes brochetas. ¡Id poniendo a los niños los dientes largos!

Imagen: Euroasian fish

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *