Brownie clásico de forma romántica

Ingredientes

  • 350 g de chocolate 60%-70%
  • 250 g de mantequilla sin sal
  • 3 huevos grandes-4 normales
  • 250 g de azúcar normal o glass.
  • 1 cucharadita de levadura
  • 85 g de harina de trigo
  • 80 g de nueces picadas toscamente (opcional)
  • Chocolate en polvo para espolvorear

Receta de brownie clásico, pero presentado de forma creativa. Añade un puñado de nueces picadas, pistachos, u otros frutos secos para obtener un toque crujiente. Si lo sirves templado con una bola de helado de vainilla, tocarás el cielo por un instante.

Preparación

  1. Untamos una fuente baja de horno con mantequilla y la forramos con papel vegetal. Espolvoreamos con chocolate en polvo el papel de horno. Así no se pegará y añadiremos más sabor a chocolate.
  2. Introducimos en un cuenco el chocolate picado en trozos junto con la mantequilla y lo ponemos en el microondas en secuencias de 2 minutos a temperatura media. Vamos removiendo y programando hasta que quede derretido. Sacamos y juntamos bien la mezcla con una varilla hasta que quede una crema homogénea.
  3. Batimos en un cuenco grande los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y queden esponjosos. Incorporamos el chocolate y mezclamos con las varillas.
  4. Tamizamos la harina con la levadura con ayuda de un tamiz o un colador y añadimos a la anterior mezcla, removiendo muy bien hasta conseguir que todo quede incorporado. Si vamos a poner nueces picadas, las incorporamos y removemos para repartirlas.
  5. Vertemos la mezcla-crema de chocolate en el molde. Horneamos el brownie en el horno precalentado a 180º unos 35-40 minutos, o hasta que al pinchar el centro con algo punzante salga seco). Cuando lleve ya 20 minutos en el horno tapamos con un poco de papel de aluminio para que no se queme la superficie y la costra quede perfecta y crujiente.
  6. Lo dejamos enfriar en la bandeja y, cuando esté frío lo cortamos en trozos cuadrados iguales. Con tiento y pulso nos harmamos con una puntilla o cuchillo para hacer los corazos en cada cuadrado (¡no tires, por Dios, los recortes!). Los separamos del papel de horno y presentamos en un plato con un poco de helado de vainilla o chocolate caliente o ambos.
Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *