Brusquetas de pollo, rúcula y tomates secos

Tan completa en ingredientes como la que ya preparamos de berenjenas, esta bruschetta sustituye perfectamente a un primer plato o incluso nos puede servir para una cena rápida. Lo que nos interesa para hacer una buena brusqueta es usar un pan de miga consistente y con una rebanada de tamaño considerable. El pan rústico o la chapata son una buena opción.

Ingredientes para 8 brusquetas: 8 rebanadas de pan, 2 pechugas de pollo limpias, 2 dientes de ajo, 6 puñados de rúcula, 100 gr. de queso feta, 8 tomates secos en aceite, un puñado de piñones, aceite, pimienta, sal

Preparación: Comenzamos cortando el pollo a taquitos pequeños, lo salpimentamos y lo untamos con el ajo picado y un poco de aceite de conservación de los tomates. Dejamos macerar un par de horas.

Mientras tanto hacemos una crema mezclando el tomate seco bien picado, la rúcula, el queso y los piñones. Rectificamos de sal y pimienta y añadimos un poco más de aceite de los tomates si queremos suavizar la crema.

Pasado el tiempo de maceración del pollo, lo salteamos en una sartén honda con aceite hasta que se dore uniformemente. Retiramos el pollo de la sartén y echamos el pan para tostarlo por ambas caras.

Montamos la bruschetta untando el pan con la crema de queso y rúcula y ponemos encima el pollo salteado.

Imagen: Blogchef

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *