Bundt de vainilla: una receta de los 50

Ingredientes

  • 1 vaina de vainilla
  • 210 g harina normal
  • 2 cucharaditas de levadura de repostería
  • 1 pellizco de sal
  • 200 g mantequilla
  • 150 g azúcar
  • 30 g azúcar moreno
  • 2 huevos XL enteros + 1 yema
  • 120 ml buttermilk*
  • 1 cucharadita bourbon (receta original) o güisqui

Los moldes Bundt son todo un clásico en la repostería. Se trata de unos moldes de corona con diferentes formas en los laterales y con un tubo central. La historia se remonta a 1950 cuando unas mujeres hebreas de Minneapolis de la organización Sionista Hadassah, se pusieron en contacto con el propietario de la nueva compañía de menaje Nordic Ware. Querían que les hicieran unos moldes parecidos a los que se utilizaban para hacer el famoso Kugelhopf en Alemania, de donde emigraron. El glaseado le da un toque muy vistoso y especial y lo puedes usar para cualquier otra elaboración.

Cómo lo hacemos:

Precalentar el horno a 160º.

Engrasar el molde especial de corona o bundt (25 cm de diámetro) con mantequilla o aceite vegetal. En una tacita verter el bourbon y en él echar las semillas de la vaina de vainilla que habremos abierto a la mitad y raspado (no olvides que puedes hacer azúcar vainillado con la vaina metiéndola en un bote con azúcar normal).

Tamizamos la harina, la levadura, la sal y reservamos. Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta que consigamos que se haya blanqueado y el azúcar se haya disuelto. Añadir los huevos y la yema uno a uno, y mezclar (con robot de cocina, lo haremos a velocidad media). No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente incorporado. Incorporamos (si lo usamos) el bourbon con las semillas de vainilla. Añadir la mitad de la harina, batir hasta que se haya incorporado.

Verter el buttermilk , y mezclar;cuando se haya incorporado añadir el resto de la harina. Echar esta mezcla en el molde engrasado de tubo que teníamos preparado y alisar la superficie. La masa sólo ha de llegar hasta a la mitad del molde.

Cocer durante aproximadamente 55 minutos, o hasta que al pincharlo en el centro con algo punzante salga totalmente limpio. Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla unos 15 minutos . Pasado este tiempo desmoldar boca a abajo y dejar enfriar sobre una rejilla.

Glaseado de vainilla (Cantidades aproximadas):

70 g azúcar glass tamizado

3 cucharaditas de leche

1 cucharadita de extracto de vainilla

En un bol pequeño mezclar el azúcar glass, la leche y el extracto de vainilla. Remover con una cucharita hasta que tengamos una consistencia parecida al yogur líquido. Es posible que necesitemos añadir más leche (para hacer el glaseado más líquido), o más azúcar glass (para hacer el glaseado más espeso).

Decoramos el bundt en forma de zig zag con la glasa, bien con una cuchara, bien con una manga pastelera con boquilla pequeña. Dejar que la glasa se endurezca.

* Si no tenemos buttermilk lo podemos hacer en casa de la siguiente manera:1 taza de buttermilk = 240 ml. de leche con 1 cucharada de zumo de limón o vinagre. Revolver y dejar reposar durante 10 minutos. Pasado este tiempo estará listo para utilizar. Tendrá la apariencia de leche cortada, o yogur muy suelto pero ésta es la textura del buttemilk. No hay que colarlo, se utiliza así mismo.

Imagen y adaptación: bonnapetit

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *