Buñuelos de calabaza

Halloween no solo se ha implantado sino que ha traído consigo todo su séquito, incluido el culto a la calabaza por estas fechas. La calabaza es un alimento con un escaso aporte calórico ya que su componente principal es el agua y tiene un bajo contenido en hidratos de carbono. Es buena fuente de fibra así que mejora el tránsito intestinal y además es rica en beta-caroteno o provitamina A y vitamina C. ¿Alguien da más?

Ingredientes: 3 huevos, 200 g de azúcar, 500 g de calabaza (la pulpa), aceite de oliva para freír, agua, sal, azúcar glass, canela molida.

Preparación: pelamos la calabaza, la cortamos en trozos y la ponemos a cocer con agua y un pellizco de sal. Una vez cocida, se pasa a un escurridor y se deja secar muy bien. En un cuenco hondo batimos los huevos con el azúcar y la harina, se le añade la calabaza bien escurrida y se mezcla todo. Ponemos al fuego una sartén con un poco de aceite y esperamos hasta que esté caliente; con ayuda de una cuchara, vamos echando la masa de calabaza formando como montoncitos (no echar muchos de golpe). Dejamos que se doren por un lado y les damos la vuelta. Cuando estén dorados los buñuelos, los dejamos escurrir bien sobre papel absorbente y los pasamos a una fuente, y espolvoreamos con canela y azúcar glass.

Imagen: springrollz

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *