¡Cake pops para Halloween!

Ingredientes

  • Bizcocho
  • Papel de horno
  • Tinte de color blanco, negro y verde
  • Regalices
  • Perlitas de caramelo
  • Polvo de chocolate
  • Chocolate blanco para derretir
  • Palitos de chupachups
  • Tinta negra comestible

Hoy vamos a preparar unos divertidos cake pops para la noche de Halloween, basados en Sparky Frankenweenie de Tim Burton. Aunque parezcan difíciles, no lo son, solo tendrás que tener un poco de paciencia para hacerlos, ¡ánimo, verás como te quedan preciosos!

Preparación

Empezaremos cortando por la mitad las pastillitas de goma de regaliz y las damos forma de triángulo para las orejas de Sparky y cogeremos las bolitas de caramelo para hacer los ojos. Si no tienes bolitas de caramelo, también puedes utilizar perlitas de chocolate.

A continuación haremos nuestro bizcocho, puede ser de limón como el que os mostramos el otro día y una vez que lo tenemos listo, lo desmigamos y le añadimos un chorrito de colorante verde. Una vez desmigado el bizcocho, nos ayudaremos de una cuchara grande para hacer cada una de las bolitas y le iremos dando forma de lágrima.

Añade a cada una de las caritas de Sparky, los ojos y las orejas, de modo que se queden totalmente insertos en el bizcocho, y una vez listas, meteremos cada una de las bolitas en el congelador durante unos 15 minutos para que cojan forma sin que lleguen a congelarse, simplemente para que estén frías.

Ahora nos toca derretir el chocolate blanco hasta que quede totalmente homogéneo y le añadiremos unas gotitas de colorante de color negro para que el chocolate se quede de color gris. Ponemos cada cabecita de sparky sobre el palo de chupachups y sumergimos cada cabeza sobre el chocolate blanco con cuidado.

Asegúrate de que toda la cabeza está totalmente cubierta de chocolate blanco y deja reposar sobre un recipiente cada uno de los palitos de chupachups de sparky clavados sobre algo para que se sequen y no se toquen unos a ortos.

Ahora le toca el turno a ver si las orejas y los ojos están bien colocados, para ello presiónalos suavemente y pon al final otra puntita de chocolate negro en la nariz de nuestro sparky.

Para hacerle las pequeñas ojeras a nuestro sparky, ayúdate de un pincel mojado en polvo de chocolate negro, verás que ojeras tan perfectas quedan. Limpia el exceso de polvo y utiliza un bolígrafo de tinta negra comestible para ir decorando sus ojos, sus cejas y la boca totalmente cosida.

Deja secar y ¡listo!

En Recetin: otras recetas para Halloween

Imágenes y adaptación: Spoonful

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

2 comentarios

  1.   leire dijo

    Hola, cómo sumerges las cabezas en el chocolate blanco sin que el regaliz negro y los ojos se tiñan de gris también?

    1.    Alii Lop dijo

      Para esto se le quitan los ojitos y las orejas y se ponen poco después de que los sumergiste en el choocolate, luego luego pones los ojos y las orejas para que pegen n_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *