Caldereta de pescado y marisco

Ingredientes

  • 1 kilo de pescado (puedes utilizar merluza, rape, mero o incluso una combinación de todos, procura que no tenga demasiadas espinas).
  • 300 gramos de langostinos o gambas (pelados; añade las cabezas y las cáscaras al caldo).
  • 200 gramos de chirlas.
  • 500 g de mejillones
  • 200 gramos de cebolla pelada.
  • 1 pimiento verde.
  • 8 tomates
  • 1 litro de fumet de pescado (hecho con las cabezas y raspas de los pescados y las gambas)
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Una hebras de hazafrán o una pizca de colorante alimentario.
  • 1 ramitas de perejil picado.
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 puñado de almendra cruda
  • 1 rebanada de pan frito
  • 1 puñado de piñones tostados
  • Un poco de pimienta.
  • Sal.

Fácil y sano, puedes poner cualquier pescado ene sta caldereta. Si ves en el mercado pescado de roca (salmonetes, gallinetas, cabrachos…), no dudes en usarlos pues tienen un sabor a mar extraordinario. Eso sí: no mezcles pescados azules y blancos porque los tiempos de cocción son diferentes. Si usas pescado azul, puedes poner unas caballas, sardinas, o trozos de atún o bonito.

Preparación:

1. Pica la cebolla en juliana y trocea el pimiento verde; pela y pica los ajos, pela los tomates y quítales las semillas (puedes escaldarlo unos segundos, haciéndoles una cruz previamente). Tritura la mitad. La otra mitad pártelos en trozos no muy grandes. Por otro lado tuesta las almendras y machácalas en un mortero con unos granos de sal y el pan frito.

2. En una cazuela baja y que tenga una tapa que se ajuste bien pon el aceite y sofrie las verduras durante 7-8 mintutos a fuego moderado. Riega con el caldo de pescado, pon el el pimentón, el majado de almendras, el perejil picado y las hebras de azafrán.* Pon al fuego y deja que empiece a hervir, rectifica de sazón y añade unas vueltas de pimienta. Entonces incorpora el pescado troceado y los mariscos. Deja hervir 5 minutos y pon la tapa.

3. Apaga el fuego y deja reposar otros 5 minutos. Como guarnición puedes poner un poco de arroz blanco hervido. Sirve con unos piñones tostados por encima.

*Nota: Si no quieres encontrarte tropezones, puedes triturar el sofrito y después añadir el caldo.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *