Caldito de costillas con berza para resurreción inmediata


Un buen caldito siempre apetece en estas fechas de festejos, de frío y comidas copiosas. Por ello, valga esta receta para resucitar a aquéllos que en las fiestas comenten algún que otro exceso. Puedes sustituir la berza o col por unas acelgas o espinacas, añadir un poco de chorizo o morcilla y, en fin, hacerlo todo lo nutritivo que creas conveniente.
Ingredientes: 400 g de costilla de cerdo, 300 g de alubias blancas, 1 berza o col, 2 patatas, agua para cubrir, aceite de oliva, sal, pimienta, 1 hueso de jamón, una cucharadita de pimentón dulce, ½ cucharadita de comino en grano.

Preparación: ponemos a remojo las alubias la víspera. Retiramos el agua de las alubias, y las transferimos a una olla rápida (o un puchero normal) con abundante agua fría y el hueso de jamón. Añadimos sal, pimienta recién molida, el pimentón y el comino al agua, y lo ponemos a que empiece a hervir. Lavamos y picamos la berza toscamente y la incorporamos también. Pelamos las patatas y las cortamos en gajos que incorporamos al guiso.

Sellamos las costillas de cerdo en una sartén con un chorrito de aceite y las ponemos en la olla con las alubias. Ponemos la tapa y cocinamos durante 10-12 minutos (40 minutos en olla o puchero normal). Desechamos el hueso de jamón. Retiramos las costillas, y las deshuesamos e incorporamos la carne de nuevo. Sacamos un cazo de alubias y lo trituramos con la batidora. Lo incorporamos al caldo y damos un nuevo hervor para que engorde.

Servimos bien caliente acompañado de un buen pan de hogaza.

Imagen: ecsaticpessimism

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *