Caldo de pollo, la receta maestra

Ingredientes

  • 1 cuarto trasero de pollo
  • 1 hueso añejo de jamón
  • 1 puerro
  • 1 patata
  • 1 rama de apio
  • Medio repollo
  • 2 zanahorias
  • 1/2 cebolla
  • agua
  • sal

Me indigno cuando veo anunciados todos esos caldos en tetra-brick, y aún más cuando aseguran que saben “como el de la abuela”. ¡Jamás sabrá como el de mi abuela! Bien es cierto que muchas veces nos hace falta un poco de caldo para nuestros guisos, pero no hay por qué tirar de envasado, porque el caldo es algo que podemos hacer nosotros mismos fácilmente y congelar raciones para cuando lo vayamos a necesitar.

Por eso hoy quiero transmitiros una receta de caldo de pollo muy fácil, que sólo requerirá por nuestra parte que le dediquemos cinco minutos. Será la base ideal para sopitas, que le encantan a los peques (excepto a Mafalda), arroces suaves, fondos para guisos e incluso para tomar como consomé en días fríos.

Preparación

La receta es tan sencilla que asusta, pues tan sólo deberemos introducir en una olla express todos estos ingredientes en crudo (la media cebolla y las zanahorias peladas y el puerro limpio de posibles restos de tierra) cubrirlos con agua hasta casi el borde de la olla, añadir dos cucharaditas de sal y dejar hervir a fuego fuerte entre 45 minutos y una hora, dependiendo del tamaño de la olla, para que evapore el agua exacta y quede el caldito concentrado.
Si buscamos hacer un caldo desgrasado, indicado para dietas o convalecientes, eliminaremos la piel del pollo, o incluso utilizaremos un par de pechugas (en ningún caso usaremos gallina), y los huesos de jamón los sustituiremos por una punta de jamón magra, para evitar las grasas.

El caldo resultante lo colaremos y procederemos a distribuirlo en recipientes para poderlo congelar en caso de que sea necesario. Así estará listo para usarlo en cualquier momento, descongelándolo a golpe de microondas o incluso directamente en un cazo puesto al fuego.

La carne y las verduras resultantes podremos utilizarlas para incorporarlas en trocitos en caso de que deseemos hacer una sopa, o aprovecharlo para hacer unas croquetas. Este caldo de pollo no os dejará indiferentes. Hacedme caso y contadme el resultado.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

6 comentarios

  1.   Ana Maria dijo

    Deseo me deis de alta en la Web.recetin,y me embieis las noticias y recetas

  2.   Elena dijo

    Hola Ana María. Para darte de alta tienes que hacerlo tú misma. Pincha en el icono del sobrecito que aparece en la parte superior izquierda de la página, introduce tu dirección de e-mail y después te llegará un correo electrónico para que confirmes tu suscripción. Es muy fácil!
    Gracias por seguirnos.

  3.   Gualdo dijo

    Voy a probar a ver como sale. pienso añadirle higadito y mollejas de pollo para ver como sale. Qué te parece?

  4. Yo la sopa en casa ya la hago siempre así, nada de sobres o brciks. Y como a cocer le pongo un trozo de jamón que tenga algo de “chicha”, pues luego se lo pico con el pollo y queda una sopa completísima que mi niña de 4 años debora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *