Calidad de los huevos, ¿cómo elegir la mejor?

Calidad de los huevos, ¿cómo elegir la mejor?

Seguro que alguna vez os habreís preguntado por el significado del código numérico que encontramos en los huevos. Si os habéís fijado alguna vez, cada huevo lleva impresos varios números y letras encima de la fecha de caducidad. Parece un código más de registro, pero no te imaginas el volumen de información que contiene ese código, sobre todo para nosotros, los usuarios habituales.

En ese código, podrás encontrar datos sobre la manera en que ha sido producido el huevo, su código identificador, el país del que procede… una información que habitualmente no conocemos y pasa desapercibida.

Actualmente España es el tercer país en producción de huevos dentro de la Unión Europea, un dato alentador si entendemos que tenemos cerca de 48 millones de gallinas que ponen unos mil millones de docenas de huevos anuales, ¿conocías estos datos?

Pues no todas las gallinas viven libres y producen huevos de la forma que quisiéramos. El 90% son criadas de manera intensiva, viven enjauladas y en condiciones artificiales.

Para poder diferenciar la calidad de los huevos que comemos os daré unos datos básicos:
Cuando cogemos un huevo veremos que tiene al principio del código un número que va comprendido entre el 0 y el 3 Este número indica la forma en que se crían las gallinas. El “0” significa que estos huevos son de gallinas libres y alimentadas a base de piensos ecológicos, el número “1” indica que éstas son gallinas camperas, libres y alimentadas con piensos naturales, el número “2” corresponde a gallinas criadas en grandes naves, todas ellas hacinadas horizontamente, y los que tienen el número “3” provienen de gallinas ubicadas verticalmente, en jaulas.

Si a partir de ahora comienzas a fijarte, verás que en los supermercados normalmente apenas se encuentra unidades de huevos ecológicos o con los códigos “0” y “1” sino el número más común es el “3”.

Las dos letras siguientes del código corresponden al país de producción de dichos huevos, y el resto del código numérico pertenece al código de identificación del productor.

A partir de ahora seguro que prestas más atención a los huevos que compras