Calzone de espinacas

El calzone es una variante de la pizza que nos recuerda muchísimo a nuestras empanadas gallegas. La diferencia es que para que sea calzone la masa es distinta y el contenido también. Aún así es un plato digno de preparar por los excelentes resultados que se pueden obtener.

Ingredientes:

Harina para pizzas
Agua caliente
Sal
Espinacas
Ricotta
Pimiento verde
Pimiento rojo
Cebolla
Ajo
Queso rallado

Preparación:

Seguimos, que para eso las ponen, las instrucciones del paquete de harina para pizzas para crear la masa. Suele ser normal dejarla reposar bajo un trapo unos veinte minutos y luego amasarla muy bien. Mientras la preparamos debemos añadirle las especias que más nos gusten, el comino y el orégano suelen darle un toque especial a la masa.

Mientras que la masa reposa vamos haciendo un sofrito con las verduras. Las espinacas si son frescas mejor que mejor, echad una buena cantidad en la cazuela e id dejando que vaya soltando todo su jugo.

Cuando tengamos la masa lista la pondremos al ancho de la bandeja del horno y con forma de círculo. Rellenaremos sólo uno de los dos lados con el sofrito, sobre el mismo añadiremos ricotta y queso rallado tradicional. Cerramos bien el calzone haciéndole un borde grueso con las manos, para facilitar esta tarea es bueno humedecer con un poco de agua los bordes.

Al horno, 220 grados, hasta que se dore. Luego se puede servir como se ve en la foto, se corta como si fuera pan (hay que esperar a que se enfríe) y listo para degustar con un vino blanco o con un espumoso rosado.

Imagen: La cocina de Latimer.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *