Canelones con queso y espinacas

Ingredientes

  • Para 4 personas
  • 16 placas de canelones
  • 250 gr de espinacas frescas
  • Una tarrina de queso crema tipo Philadelfia
  • 50 gr de piñones sin tostar
  • 50 gr de nueces
  • 1 diente de ajo
  • Media cebolla
  • Aceite de Oliva
  • Agua para cocer las placas
  • Sal
  • Para la bechamel
  • 50 gr de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Nuez moscada
  • Medio litro de leche
  • 100 gr de queso mozzarella
  • Sal

En unos buenos canelones, es muy importante que la bechamel que preparemos para que estén de lo más jugosos, por eso hoy, en estos canelones rellenos de queso, espinacas y nueces, le vamos a dar mucha importancia a la bechamel, y le vamos a dar un toque muy especial para que esté mas untuosa, añadiendo queso.

Preparación

En una cacerola pon la mantequilla a fuego medio. Cuando esté fundida, añade la harina y remueve durante un par de minutos para que la harina se dore bien. Añade la leche caliente y un poco de sal. Baja el fuego a medio-bajo sin parar de remover al menos durante 20 minutos para que la bechamel te quede perfecta. Termina añadiendo un poco de nuez moscada y pimienta blanca.

Cuando tengas preparada la bechamel, añade el queso mozzarella y mezcla para que se derrita con el calor de la bechamel. Una vez que tenemos la bechamel lista la dejamos reposar manteniéndola templada.

Ponemos a cocer la pasta de los canelones en una cacerola con agua y dos cucharadas de sal. Cuando el agua hierva, añadimos las placas de los canelones de una en una para que no se peguen. Bajamos el fuego, y dejamos que las placas se hagan durante el tiempo que indique el fabricante en la caja.

Mientras se cuece la pasta de los canelones, comenzamos con el relleno. En una sartén grande ponemos los piñones y las nueces a tostar a fuego medio. Cuando estén tostados, los trituramos con la ayuda de una picadora, y los dejamos reservados.

Ponemos en la misma sartén donde hemos dorado los piñones, dos cucharadas de aceite, la cebolla picada y el diente de ajo. Dejamos que se dore todo y una vez lo tengamos, lo trituramos en la picadora junto a los piñones y las nueces. No los piques demasiado porque lo ideal es que queden pequeños trocitos.

En la misma sartén, pon aceite de oliva y añade las espinacas frescas con un poco de sal. Deja que se cocinen, y una vez las tengas, ponlas en el vaso de la picadora y pícalas. Una vez estén picadas, añade el queso crema y vuelve a triturar todo para que el queso y las espinacas se mezclen perfectamente. Deja la mezcla obtenida en un bol, y añade los piñones, las nueces, el ajo y la cebolla triturada.

Mezcla todo con la ayuda de una cuchara hasta que el relleno de nuestros canelones esté homogéneo.

Saca las placas de los canelones y escúrrelas. Deja que se enfríen un poco y sepáralas sobre la mesa de trabajo. Rellena cada uno de los canelones con la mezcla preparada, y enrolla los canelones, dejando la unión de cada uno de ellos justo debajo para que no se abran.

Coloca los canelones en una bandeja de horno, y cúbrelos con la bechamel que teníamos templada. Hornea a 180 grados con el modo gratinador puesto hasta que la bechamel quede dorada.

Puedes hacer más cantidad y después congelarlos, para que los puedas comer cuando quieras.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   Natalia dijo

    Que rico!!!!! Gracias :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *