Canelones, salmón y castañas: un menú de lujo y económico

En este nuevo menú que os proponemos tanto para los numerosos almuerzos y cenas de las fiestas navideñas lo hemos elaborado a base de ingredientes asequibles al bolsillo como son las espinacas para hacer unos canelones, el salmón y las castañas, de temporada. Pero no por ello nuestro menú va a desmerecer al de los mejores restaurantes, ya que nuestros platos, además de ser deliciosos, están presentados de forma cuidada y elegante.

A la hora de que lo tomen los niños no va a haber problema. Empezando por las espinacas, una de las verduras a las que menos pegas ponen, porque las vamos a cocinar en canelones y con bechamel, otros de los productos más apreciados por los niños. El salmón, cierto es que que tiene un sabor característico y que si no hay más remedio lo sustituimos por otro pescado con sustancia como el atún o la dorada, está cubierto de bacon, que le dará ese aroma a ahumadito tan rico. Y por último el postre, un pudding de castañas, dulce y suave, semejante al flan con nata.

Para empezar con los canelones vamos a preparar unas espinacas a la catalana, es decir rehogadas con cebollita, pasas y piñones. Hacemos una bechamel espesa y le añadimos algunas cucharadas para ponerlas un poco cremosas. A continuación hervimos las placas de los canelones y vamos rellenándolos con las espinacas. Ponemos en una bandeja y cubrimos con un poco de mantequilla y la bechamel. Echamos queso rallado y gratinamos.

Para hacer el salmón vamos a recurrir a la técnica del albardado, es decir, forrar un alimento con tocino o bacon para que se cocine junto a su grada y lo impregne de sus aromas. Para ello, salpimentamos las rodajas de salmón y las enrollamos con el bacon sujetándo la loncha con un palillo. Hacemos el pescado a la plancha o al horno. Como guarnición podemos servir unas patatas asadas y una salsa tártara o de yogur con pepinillos, o hierbas como el cebollino o el eneldo.

Para hacer el pudding mezclamos 200 ml de crema de castañas en conserva con 200 ml de leche y otros 200 de leche condensada, 100 gr de azúcar, 4 yemas y 4 claras a punto de nieve. Ponemos añadir un poco de bizcocho o pan de molde desmigado. Ponemos esta preparación en flaneras individuales o en una grande al baño maría en el horno hasta que el pudding tenga consistencia, según el tipo de recipiente elegido. Podemos acompañar con nata y marrons glacé.

Imágenes: Entrepucheros, Nuestrogourmet, Thekiwikitchen

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *