Cannoli sicilianos, dulces de cuaresma

Los cannoli son unos dulces típicos de Sicilia consistentes en un canuto cuya masa es parecida a la de nuestros pestiños y que se rellenan con deliciosas cremas a base de queso blanco (ricotta, mascarpone).

A partir del carnaval se suelen consumir estos exquisitos cannoli, cuyo relleno puede varíar en función de los aromatizantes y otros ingredientes que salpican la crema.

Ingredientes para la masa: 30 g. de mantequilla blanda, 50 g. de azúcar, 1 huevo, 3 cucharadas de vino blanco seco, vainilla, sal, 150 g. de harina, 1 huevo batido, aceite, azúcar glass

Ingredientes para el relleno: 500 g. de queso ricotta fresco o mascarpone,
fruta escarchada, 100 g de azúcar, vainilla, 2 cucharadas de agua de azahar, 100 g. de chocolate negro en pepitas o rallado

Preparación: Comenzamos preparando la masa batiendo la mantequilla con el azúcar hasta lograr una crema a punto de pomada. Le agregamos el huevo batido, el vino blanco poco a poco, la vainilla y una pizca de sal. Incorporamos luego la harina y mezclamos y amasamos hasta conseguir un bollo de masa liso y suave. Tapamos la masa y la dejamos reposar 2 horas en la nevera.

Pasado el tiempo de reposado, estirar la masa dejándola fina y rectangular. Cortamos en tiras de unos doce centímetros de ancho y las dividimos luego en cuadrados. Estiramos el resto de la masa hasta conseguir 12 cuadrados. Para formar los cannoli, ponemos un corcho enharinado o cualquier objeto en forma cilíndrica en diagonal sobre cada cuadrado, de modo que las puntas nos queden libres. Pintamos con el huevo batido por las puntas y presionamos para pegarlas una con otra y obtener el canuto. Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén y vamos friendo los cannoli con su propio molde con cuidado. Los escurrimos sobre papel y los dejamos enfriar. Con paciencia los desmoldamos cuidadosamente una vez fríos.

Preparamos el relleno con la ricotta mezclada con el azúcar, la vainilla y el agua de azahar y batimos hasta que quede bien cremosa. Añadimos las frutas picadas y el chocolate rallado. Con la ayuda de una manga pastelera rellenamos los cannoli, de modo que asome la crema por ambos extremos. Los espolvoreamos con azúcar glass con la ayuda de un colador.

Imagen: Oldstylecakes, Wikimedia

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *