Caracolas saladas, brioches con sabor a pizza

Más o menos de la misma masa, sabor y textura de los BOLLOS SUIZOS o las MEDIAS NOCHES, son estas caracolas al horno, buenísimas si las tomas solas (ya van “aliñadas”) o rellenas simplemente con un poco de queso o chacina. Son socorridas estas caracolas para solucionarte una cena rápida o una merienda especial.

Ingredientes: 100 ml. de leche tibia, 1 cubo de levadura refrigerada, media cucharadita de azúcar, 250 gr. de harina de fuerza o de panadero, 50 gr. de mantequilla, media cucharadita de sal, 150 gr. de queso blando, tomates secos en aceite, orégano, semillas variadas (amapola, ajonjolí, lino…), sal, huevo batido

Preparación: Para comenzar a hacer la masa de las caracolas disolvemos el azúcar en la leche tibia y seguidamente hacemos lo mismo con la levadura. A continuación ponemos la harina en un recipiente grande y le incorporamos la mantequilla troceada y la sal. Mezclamos también con el preparado de levadura. Amasamos bien y formamos una bola que dejaremos reposar unos 90 minutos para que aumente el volumen.

Sobre una encimera enharinada, extendemos la masa en forma rectangular hasta que tenga un grosor de unos 2 cm., le untamos el queso dejando libres los bordes, esparcimos el tomate en tiritas finas, el orégano y un poco de sal. Entonces enrollamos la masa a partir de uno de los lados más largos del rectángulo.Entonces cortamos la masa en rollitos y los ponemos bien separados entre ellos sobre una bandeja de horno forrada con papel. Dejamos reposar otros 45 minutos.

Antes de hornear, los pintamos con huevo y les espolvoreamos las semillas. Metemos en el horno precalentado a 180 grados hasta que pujen y se doren bien.

Imagen: Busteasorpresa

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *