Caracoles: ¡disfrútalos esta primavera!

Los tenderetes de caracoles y las terrazas de los bares y tabernas de cocina casera alegran las calles en primavera gracias en parte a sus tapas de caracoles. Los cocinan con un rico caldo especiado o en salsa de diferentes tipos como la de almendras o la picante.

El caracol es uno de esos animalitos que a la hora de ponerlo en la mesa hay quien se chifla por ellos o los hay que se tienen que levantar del tedio que les producen. Pero repetimos, a quienes les gustan, les gustan de verdad. Hay niños que se divierten sacando con un palillo de dientes al caracol de su concha. ¡No dejan ni uno dentro!

Nutricionalmente hablando, la carne de caracol tiene una importante calidad. Posee un alto contenido en minerales, es pobre en grasas y colesterol, contiene 9 de los 10 aminoácidos requeridos por el ser humano, y al ser un molusco herbívoro, convierten las proteínas vegetales en animales con gran calidad.

¡Ojo! Cuidadito con las cáscaras del caracol, que nos pueden dar algún que otro susto con los niños. Dáselos desprovistos de concha si son aún pequeños.

También es importante limpiarlos bien antes de guisarlos. Hay quien los mantiene varios días en un barreño para que coman harina y se les limpien los intestinos. Pasado este tiempo, sumérgelos en una olla con agua fría con sal y un poco de vinagre durante algunas horas, para que suelten toda la baba. Luego lávalos varias veces con agua fría. Para cocinarlos, introdúcelos en una olla con el agua aún fría ya que si el agua está caliente, se meterán de inmediato dentro de su concha. Cuando veas que sacan los cuernos y el cuerpo afuera, sube el fuego al máximo para que comience a hervir el agua. Ahora ya están listos para cocinarlos.

Esperemos que con estos consejos hagas unas cazuelas riquísimas de caracoles. Ya os pasaremos alguna receta.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *