Carne estofada en brocheta: facilidades para los niños


La carne estofada es tierna, sabrosa y magra, muy apta por tanto para dársela a los pequeños. Si la salsa y las verduras los echan para atrás, aparta trocitos de carne de tu estofado y sírvelos a los niños montados en una brocheta.

¿Con qué puedes completar la brocheta? Pues con patatas fritas partidas a cubos, por ejemplo. De hecho si acompañas tu estofado con ellas, ya matas dos pájaros de un tiro. Otra opción es usar las propias verduras estofadas, habiéndolas partido en trozos gruesos.

Para mojar las brochetas, puedes batir la salsa del estofado. Los niños no verán las verduras y podrán comer la carne impregnada de sus propios jugos y su sabor. Estas son las ideas de Recetín, ¿se te ocurren a ti más soluciones?

Receta original: Delicooks: Brocheta de buey con hortalizas

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *