Chapati: un pan indio muy sencillo en sartén (sin levadura)

Ingredientes

  • 250 g. de harina de trigo integral
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 1 taza de agua templada
  • 1 pellizco de sal

El pan chapati se consume en India y Pakistán y recibe también con otros nombres como pulka, roti o naan. Ni que decir tiene que sus ingredientes pueden variar según la zona. La grasa que se usa para hacerlo en nuestro caso será aceite, pero en la receta original es Ghee, un producto obtenido a partir de manteca de vacuno. El pan suele usarse a modo de cuchara para coger los alimentos o para acompañar sopas u otras elaboraciones. Al no llevar levadura no es nada pesado y se digiere muy bien (claro, siempre que no te pegues un atracón, lo cual es fácil porque está delicioso). Se toma, por lo general, caliente así que conforme los vamos haciendo los pondremos unos sobre otros tapados con un paño para que conserven el calor. Te cuento cómo hacerlo.

Preparación:

1. En un cuenco amplio o ensaldera, mezclamos la harina, la sal y el aceite. Vamos amasando, añadiendo poco a poco el agua (templada) que la masa admita, hasta conseguir una masa homogénea, suave y que no se pega a nuestros dedos y se separa de las pareces del recipiente.

2. Pasamos a la superficie de trabajo espolvoreada con harina y amsamos muy bien. El amasado, como en todos los panes, es el paso más imòrtante: cuanto más tiempo le dediquemos, mejor será el resultado. Lo puedes hacer con una amasadora, o con un robot, pero a mi me encanta amsar a mano y embadurnarme de harina.

3. Dejaremos la masa reposar tapada con un paño una media hora. Entonces, dividiremos la masa en bolas del tamaño de un huevo más o menos y las estiraremos con el rodillo, espolvoreando en el proceso la superficie con más harina para evitar que se peguen. Deben de quedar lo más finas posible y redondas.

4. Finalmente las colocamos sobre una plancha o sartén muy caliente y ligeramente aceitada. Cuando aparezcan en la masa pequeñas burbujas le damos la vuelta y lo continuamos cocinando unos instantes hasta que esté bien hecha y dorada (ojo que no se quemen).

Nota: con forme los sacamos de la sartén, podemos untar cada pan con un poco aceite o mantequilla derretida para que no se pequen unos con otros; además quedarán más sabrosos.

Imagen: comarcarural nomoremicrowaves

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *