Christstollen, un dulce navideño alemán

La Navidad también se celebra en el resto del mundo con dulces y postres tradicionales. Además de comer mazapanes, polvorones y turrones, estas fiestas podríamos probar a hacer un christstollen.

Este pastel típico de Alemania es una especie de pan relleno con frutas secas que se sirve como postre en Navidad e incluso en Adviento. Hecho correctamente, su forma debería recordarnos al Niño Jesús recién nacido envuelto en sus pañales. Es por esto que el christstolen se cubre con azúcar glass y tiene forma alargada.

Ingredientes: 375 gr. de harina de repostería, 100 ml. de leche, 40 gr. de levadura fresca, 50 gr. de azúcar, 175 gr. de mantequilla, 2 huevos, 300 gr. de uvas pasas, 100 ml. de brandy o ron, 75 gr. de frutos secos picados, la ralladura de la piel de 1 limón y de 1 naranja, azúcar glass, una pizca de sal

Preparación: Comenzamos mezclando la harina con la levadura fresca desmenuzada, la leche tibia y una cucharadita de azúcar. Removemos esta masa y la dejamos fermentar 15 minutos en un sitio cerrado (un cajón, el microondas o el horno apagado). Al mismo tiempo, pondremos a macerar las pasas en el licor.

Pasado el tiempo añadimos el resto del azúcar, la sal, las ralladuras, los huevos y la mantequilla ablandada. Amasamos todo muy bien hasta obtener una pasta homogénea, momento en el que incorporaremos las pasas escurridas y los frutos secos. Mezclamos y dejamos fermentar la masa en un recipiente tapado en el mismo sitio anterior hasta que doble su volumen.

Una vez transcurrido el tiempo de levado, estiramos la masa para formar un cuadrado. Doblamos la masa sobre si misma. Con las manos vamos dando forma a la masa como si se tratara de un tronco o una baguette de pan. Volvemos de nuevo a dejar doblar su volumen a la masa tapada.

Cuando aumente, ya podemos poner el bollo de masa sobre una bandeja de horno forrada con papel especial y horneamos el christstollen a unos 175 grados durante unos 40 minutos más o menos. Pasado el tiempo de horneado, comprobamos que esté dorado y cocido por dentro con una aguja y lo retiramos. Aún en caliente, lo untamos con un poco de mantequilla fundida. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla y por úlitmo lo espolvoreamos con azúcar glas.

Imagen: Bestdessertrecipes

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *