Cobbler de nectarinas con helado

Cada vez me gusta más preparar un cobbler. Al ser un postre anglosajón, es muy cómodo de hacer, ya que evitamos el uso del peso y medimos los ingredientes en tazas o cups (un vaso de 250 ml). Lo demás es partir la fruta, echarle la masa, y al horno. Rapidísimo y fácil. Al ser un postre templado, le sienta muy bien, y más ahora en verano, una bolita de helado encima.

Ingredientes: 3 tazas de carne de nectarina (unas 4-5), 1/2 taza de mantequilla sin sal, 1 taza de azúcar, 1 taza de harina, 1 taza de leche, 2 cucharaditas de levadura en polvo, una pizca de sal, aroma de vainilla, helado

Preparación: Comenzamos troceando la fruta y la ponemos a macerar con un poco del azúcar. Mientras reposan las nectarinas, ponemos la mantequilla en una fuente de horno y la ponemos al calor a unos 180 grados para que se funda.

Aparte, mezclamos sin demasiada insistencia la harina, la lavadura, un poco de sal, el resto del azúcar, la leche y el extracto de vainilla.

Sobre la mantequilla derretida, vertemos la crema encima la fruta con su jugo. Llevamos la bandeja al horno a 180 grados y cocinamos más o menos unos 40 minutos hasta que la masa esté dorada.

Imagen: Familyfun

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *