Trucos de cocina: Cómo aromatizar el azúcar

Hace muchos años, una amiga me regaló unas vainas de vainilla de Tahití, traídas de un viaje. Su aroma era intenso y maravilloso por lo que las envasé al vacío para conservarlas.
Cuando utilicé una, la limpié y la sequé para guardarla en un bote hermético con azúcar y así hice con otra más. Después de dos semanas tenía un azúcar avainillado para futuras preparaciones, ingrediente que ahora nunca me falta en casa, no hay necesidad de comprarla y el resultado de esta preparación está siempre garantizado.

Los aromas son muy volátiles y se enganchan a las moléculas que se pierden en el aire, se evaporan, por eso hay que atraparlos y encerrarlos, así las moléculas se “pegan” al azúcar y no se evaporan.

No solo podemos aromatizar con vainilla el azúcar, sino que existen otros ingredientes que nos ayudan a dar un toque especial al azúcar de siempre como el palito de canela que hemos utilizado para hacer el arroz con leche o unas torrijas, un clavo de olor, o unas pieles de cítricos secas, o hierbabuena para darle un toque muy especial a tus postres favoritos.

Recuerda que el azúcar que se utilice, puede ser bien en grano o en azúcar glas. De esta forma siempre tendremos en nuestra despensa una sección de los tarros de azúcar que hayamos aromatizado nosotros mismos.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *