Cómo hacer donuts caseros

Cómo hacer donuts caseros

Ingredientes

  • Para unos 16 donuts
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 250 ml de leche
  • Piel de una naranja
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 sobres de levadura seca de panadería (Royal)
  • 1 huevo
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar
  • Aceite de oliva para freír los donuts
  • Para el glaseado
  • 300 gr de azúcar glass
  • 8 cucharadas de leche
  • 2-3 cucharadas de esencia de vainilla
  • Para la cobertura de chocolate
  • 150 gr de azúcar glass
  • 40 ml de agua
  • 100 gr de chocolate fondant (podemos usar blanco o negro)

Ya está aquí la tan esperada receta de donuts caseros. Y me diréis… ¿Están igual de ricos y jugosos que los comprados? ¡No! Mucho más. Son deliciosos, muy sencillos de preparar, más sanos porque no llevan ni colorantes ni conservantes y contienen ingredientes naturales, y lo más importante, nuestro cariño. ¿Quieres aprender a hacerlos? ¡Nos ponemos manos a la obra!

Preparación

¡Empezamos! Pela una naranja, con cuidado de obtener solo la piel naranja, sin nada de blanco para que así no amargue. Pon en un cazo la leche con la piel de naranja y cuando la lleves a ebullición, apaga el fuego. Deja que se enfríe un poco y elimina la piel de naranja.

En un bol mezcla la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Mezcla todo y añade el huevo batido, la mantequilla y la leche. Empieza a amasar hasta que la masa esté compacta y cuando notes que no se te pega en las manos, (ponte un poco de harina en ellas), forma una bola y colócala sobre un plato cubriéndola con un paño de algodón y deja que doble su volumen más o menos (unos 30/40 minutos).

Una vez la masa ha doblado su volumen, pon sobre tu mesa de trabajo o la encimera un poco de harina esparcida y pon la masa sobre ella. Ve amasando con la ayuda de un rodillo hasta que dejes la masa más o menos con 1 cm de grosor.

Una vez la tengas extendida, vamos a proceder a hacer la forma de nuestros donuts. Nosotros hemos utilizado cortapastas circulares uno más grande y otro más pequeño, pero si no tenéis podéis utilizar como círculo grande un vaso convencional, y como círculo pequeño el tapón de una botella de zumo. Corta los donuts, y colócalos en una rejilla con papel de horno. Deja que los donuts reposen durante unos 30 minutos y verás como crecen en volumen aproximadamente al doble.

Una vez los tengamos listos. Preparamos un cazo para freir los donuts. Es importante que no lo hagamos en una sartén. Necesitamos un recipiente redondo que condense bien el aceite. En ese cazo coloca aceite de oliva abundante hasta llenar casi a la mitad el cazo, y deja que se caliente.

Una vez tenemos el aceite caliente, con mucho cuidado para no marcar los dedos en nuestros donuts, vamos friendo en el aceite uno a uno nuestros donuts vuelta y vuelta hasta que estén dorados por ambos lados, y deja escurrir el aceite de cada uno de ellos y que se enfríen sobre la rejilla de horno que teníamos preparada. Mientras se enfrían, vamos a preparar el glaseado blanco mezclando el azúcar glas, la leche y la vainilla hasta conseguir una mezcla homogénea con un toque marrón.
Mojamos los donuts en la mezcla y los dejamos sobre la rejilla sin olvidarnos de poner debajo papel de horno para que caigan los restos del glaseado.

Si quieres también puedes hacer el glaseado de chocolate.

Te aseguro que están riquísimos, muy esponjosos, y que desaparecerán pronto en cuanto los hagas.

Otras recetas interesantes