Cómo hacer helados caseros, más sabor, más sanos y originales

De la noche a la mañana, hemos pasado del frío al intensivo calor, y ya este fin de semana disfrutaremos casi seguramente del verano con la apertura de las piscinas. Con este buen tiempo y para paliar este calor que cada día es más fuerte, no hay nada mejor que preparar helados sanos y ricos para los peques de la casa. Hoy en el post os vamos a dar dos ideas de helados que puedes preparar con cualquier tipo de fruta, uno con yogur, y otro con nata montada, pero además os vamos a enseñar qué poleras tan originales podemos encontrar en el mercado, para que los helados sean de lo más divertidos. Además aquí puedes descubrir más recetas de helados caseros.

Consejos para hacer un buen helado

Preparando los helados a mano y totalmente caseros, conseguiremos tener un control sobre los ingredientes que vamos a utilizar para los niños. De esta manera sabremos que los ingredientes son totalmente naturales sin conservantes ni colorantes, además de poder aprovechar para preparar los sabores de helado que más gustan a nuestros hijos, combinar sabores y buscar nuevas ideas.

Si no quieres preparar el típico helado de hielo en el que solo necesitas el puré de la fruta, azúcar y agua, y quieres que el helado sea más cremoso, puedes utilizar ingredientes como la nata, los huevos o el yogur como las dos propuestas que te presentamos a continuación:

Helados de fruta y yogur

Es un helado refrescante y nutritivo porque además de disfrutar de todos los colores de la fruta, les estarás alimentando por dentro sin apenas darse cuenta.
Para prepararlos necesitarás: 2 yogures naturales, media taza de frutas en trozos como fresas, plátanos, moras, kiwis, etc, y 1/2 taza de azúcar (opcional si la fruta es muy dulce).
Pon en el vaso de la licuadora o de la batidora el yogur y las frutas con el azúcar y bate todo hasta que quede una consistencia homogénea. Vierne el resultado en los moldes y congélalos al menos 5 horas.

Helados de kiwi

Se trata de un helado de lo más refrescante y perfecto para los días de más calor. Puedes sustituir el kiwi por cualquier otra fruta que te guste. Para prepararlo necesitarás: 6 kiwis, Una taza y media de azúcar, 2 huevos, y 2 tazas de nata montada. Pela los kiwis y hazlos puré en una licuadora. Añade media taza de azúcar y guarda la mezcla en el frigorífico 1 hora. Bate los huevos hasta que queden espumosos e incorpora una taza de azúcar y continúa mezclando incorporando la nata montada y el puré de kiwi. Pon la mezcla en las poleras y congela durante al menos 6 horas.

¿Cómo podemos hacer que los helados sean más divertidos? ¡Con poleras originales!

1. Poleras con caritas


Poleras con caritas

2. Poleras chupachups


Poleras chupachups

3. Poleras hombrecillos


Poleras hombrecillos

4. Poleras volcán


Poleras volcán

5. Poleras flor


Poleras flor

6. Poleras Pop


Poleras pop

7. Poleras anillo


Poleras anillo

8. Poleras calipo


Poleras calipo

9. Polera cucurucho

polera_cucurucho
Poleras cucurucho

10. Poleras barquitos


Poleras barquito

¡Como ves, opciones no te faltan para que este verano puedas hacer helados de lo más divertidos!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   Alicia Jaramillo dijo

    Muy originales estas recetas para preparar los helados, me encantan las formas de las bases para congelar las paletas. Los helados caseros los prefiero porque puedo hacerlos de los sabores que más me gusten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *