Cómo hacer helados en casa

De la noche a la mañana, hemos pasado del frío al intensivo calor, y ya este fin de semana disfrutaremos casi seguramente del verano con la apertura de las piscinas. Con este buen tiempo y para paliar este calor que cada día es más fuerte, no hay nada mejor que preparar helados sanos y ricos para los peques de la casa. Hoy en el post os vamos a dar dos ideas de helados que puedes preparar con cualquier tipo de fruta, uno con yogur, y otro con nata montada, pero además os vamos a enseñar qué poleras tan originales podemos encontrar en el mercado, para que los helados sean de lo más divertidos. Además aquí puedes descubrir más recetas de helados caseros.

Consejos para hacer un buen helado

Preparando los helados a mano y totalmente caseros, conseguiremos tener un control sobre los ingredientes que vamos a utilizar para los niños. De esta manera sabremos que los ingredientes son totalmente naturales sin conservantes ni colorantes, además de poder aprovechar para preparar los sabores de helado que más gustan a nuestros hijos, combinar sabores y buscar nuevas ideas.

Si no quieres preparar el típico helado de hielo en el que solo necesitas el puré de la fruta, azúcar y agua, y quieres que el helado sea más cremoso, puedes utilizar ingredientes como la nata, los huevos o el yogur como las dos propuestas que te presentamos a continuación:

Helados de fruta y yogur

Es un helado refrescante y nutritivo porque además de disfrutar de todos los colores de la fruta, les estarás alimentando por dentro sin apenas darse cuenta.
Para prepararlos necesitarás: 2 yogures naturales, media taza de frutas en trozos como fresas, plátanos, moras, kiwis, etc, y 1/2 taza de azúcar (opcional si la fruta es muy dulce).
Pon en el vaso de la licuadora o de la batidora el yogur y las frutas con el azúcar y bate todo hasta que quede una consistencia homogénea. Vierne el resultado en los moldes y congélalos al menos 5 horas.

Helados de kiwi

Se trata de un helado de lo más refrescante y perfecto para los días de más calor. Puedes sustituir el kiwi por cualquier otra fruta que te guste. Para prepararlo necesitarás: 6 kiwis, Una taza y media de azúcar, 2 huevos, y 2 tazas de nata montada. Pela los kiwis y hazlos puré en una licuadora. Añade media taza de azúcar y guarda la mezcla en el frigorífico 1 hora. Bate los huevos hasta que queden espumosos e incorpora una taza de azúcar y continúa mezclando incorporando la nata montada y el puré de kiwi. Pon la mezcla en las poleras y congela durante al menos 6 horas.

Helados de coco

Helado de coco casero

Otra de las variedades perfectas para poder refrescarte cuando el calor aprieta, está formada por un rico helado de coco. Un sabor único que ahora te quedará más cremoso, para los paladares más exigentes. Además, no queremos complicaciones, por lo que tendremos un helado perfecto con solo un par de ingredientes.

Para ello necesitas 500 ml de nata líquida o crema de leche y 480 gramos de crema de coco. Primero tienes que montar la nata y para ello tiene que estar muy fría. A parte bate un la crema de coco y luego, únelas con una espátula y movimientos envolventes. Solo así mantendremos su esponjosidad. Lo echas en un molde y llevas al congelador durante unas 10 horas.

Helado de chocolate

Helado de chocolate

¿A quien no le gusta el helado de chocolate?. Desde luego es una de esas opciones que siempre nos hacen la boca agua. Es todo un clásico que gusta a pequeños o a mayores. Para elaborarlo necesitas:

  • 250 ml de leche
  • 250 ml de nata
  • 85 gramos de chocolate negro
  • 25 gramos de cacao en polvo
  • 2 yemas de huevo
  • 95 gramos de azúcar
  • una pizca de sal.

Primero bates las yemas con el azúcar. Por otro lado, pones al fuego un cazo con la leche, la nata y el cacao. Cuando esté caliente, añadimos el chocolate y removemos hasta que se deshaga. Echa también la pizca de sal.

Es el momento de incorporar las yemas que teníamos  mezcladas con el azúcar. Removemos bien unos minutos, intentando que no hierva. Cuando esté todo bien mezclado, apagamos el fuego y dejamos enfriar. Luego, echamos nuestra  mezcla en un recipiente y lo llevamos al congelador.

Recuerda ir removiendo cada cierto tiempo para evitar los cristalitos de hielo que se suelen formar.

Helado de crema 

Helado de crema

El helado de crema puede ser la base para ir incorporando nuevos sabores. A partir de este helado, podrás añadir sabores como el chocolate o la vainilla, entre otros. Aunque si solo quieres disfrutar de un postre cremoso, ésta será tu mejor idea.

  • 250 gramos de azúcar
  • 8 yemas
  • 1 litro de leche
  • ½ taza de nata líquida
  • 1 cucharadita de gelatina en polvo.

Bate las yemas con el azúcar. Hierve la leche y luego, déjala a fuego bajo. En ese momento, echa la mezcla de las yemas y el azúcar. Remueve bien pero sin que vuelva a hervir. Notarás cómo se va espesando ligeramente.

Retiras del fuego y sigues moviendo la mezcla hasta que enfríe un poco. En ese momento, añadirás la nata ya montada y la gelatina disuelta en un par de cucharadas de agua. Mezcla con una espátula y movimientos envolventes.

Finalmente echamos en un recipiente y al congelador.

Helado de leche 

Helado de leche

También podrás disfrutar de un rápido y sencillo helado de leche. Tampoco necesitamos muchos ingredientes para ello. Su sabor, seguro que te resultará de lo más agradable. Ligero y suave, como buen postre que se precie.

  • 750 ml de leche
  • 1 huevo batido
  • 4 cucharadas de azúcar
  • canela en rama.

Tienes que hervir la leche junto con el azúcar y la canela en rama. Cuando comience a hervir, incorporas el huevo batido y remueves bien para integrarlo. Luego, apagamos el fuego y dejaremos que enfríe. Finalmente, lo llevaremos al congelador en un recipiente. Si quieres un sabor más intenso, puedes añadir un poco de ron o de coñac.

¿Cómo podemos hacer que los helados sean más divertidos? ¡Con poleras originales!

Poleras con caritas


Poleras con caritas

Poleras chupachups


Poleras chupachups

Poleras hombrecillos


Poleras hombrecillos

Poleras flor


Poleras flor

Poleras Pop


Poleras pop

Poleras anillo


Poleras anillo

Poleras calipo


Poleras calipo

Polera cucurucho

polera_cucurucho
Poleras cucurucho

Poleras barquitos


Poleras barquito

¡Como ves, opciones no te faltan para que este verano puedas hacer helados de lo más divertidos!


Un comentario

  1.   Alicia Jaramillo dijo

    Muy originales estas recetas para preparar los helados, me encantan las formas de las bases para congelar las paletas. Los helados caseros los prefiero porque puedo hacerlos de los sabores que más me gusten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *