Cómo hacer tigretones caseros

Ingredientes

  • Para la masa
  • 4 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • 75 gr de harina
  • 25 gr de cacao puro en polvo
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Para el relleno
  • 500 cl de nata líquida
  • 100 gr de azúcar glass
  • 3-4 cucharadas de queso Philadelphia
  • Un poquito de mermelada de fresa
  • Para la cobertura
  • 250 gr de chocolate negro
  • 250 cl de nata líquida
  • 25 gr de mantequilla

Este fin de semana nos vamos a poner las botas con unos bollitos deliciosos que llevan vendiéndose toda la vida. Se trata de los Tigretones. No se a vosotros pero a mi me encantaba llevarlo a la hora del recreo o de vez en cuando, tomarlo para merendar cuando no me tomaba un buen donuts casero. Vamos a dejar de lado este tipo de Tigretón industrial, y lo vamos a preparar de forma muy sencilla en casa, con nuestra receta y sobre todo, con todo nuestro cariño. ¡Espero que te guste!

Empezamos poniendo a precalentar el horno a 180 grados, mientras preparamos la plancha de bizcocho. Forra con papel vegetal un molde plano y rectangular.

En un bol, separa las yemas de las claras y bate las claras a punto de nieve junto a unos 25 gramos de azúcar y unas gotitas de limón. Reserva la mezcla en el frigorífico.
En otro bol, bate las yemas con el resto de azúcar hasta que quede todo bien mezcladito y las yemas se blanqueen. Añade a continuación la esencia de vainilla y sigue batiendo para que se incorpore a la mezcla.
Tamiza la harina con la sal y añade a la mezcla de las yemas hasta que todo quede bien integrado. Incorpora el cacao en polvo y bate todo hasta que la crema quede espesa. A continuación, saca las claras del frigorífico y ve añadiendo poco a poco las claras a las mezcla con movimientos envolventes. Es importante que la masa no pierda su volumen para que al no llevar levadura queremos que el bizcocho no baje y quede bien esponjoso.

Pon la masa en el molde sin que sea demasiado gruesa, tiene que ser de unos 2-3 cm máximo y hornea a 180 grados durante unos 10 minutos.

Una vez que está hecha, en caliente la volcamos sobre un trapo limpio y humedecido previamente. Retiramos con cuidado el papel vegetal o el papel de horno del bizcocho. Vamos enrollango ayudándonos del paño y dejamos que el bizcocho se enfríe sobre la rejilla del horno.

Para preparar el relleno

Monta la nata con el azúcar glass y las cucharadas de queso Philadelphia y monta todo hasta que quede con la textura de nata montada.

Ahora solo queda, montar el pastel por completo. Para ello, volvemos a extender la plancha de bizcocho sobre un papel vegetal o de horno, y cubrimos toda la plancha con una capa de mermelada de fresa. Sobre la capa de mermelada, coloca la nata montada y ve enrollando de nuevo el bizcocho con cuidado.

Deja el bizcocho en el frigorífico mientras preparamos la cobertura.

Para preparar la cobertura

Trocea el chocolate y ponlo en un bol. En un cazo pon la nata y caliéntala en el fuego. En el momento en que empiece a hervir, retírala y vuélcala sobre el chocolate del bol. Con ayuda de unas varillas, ve deshaciendo el chocolate hasta que se deshaga con el mismo calor de la nata. Procura que no te salgan burbujas para que la cobertura quede uniforme.
Cuando todo esté disuelto, añade una cucharada de mantequilla a temperatura ambiente y deshazla entre la cobertura de chocolate y la nata. Verás que la crema queda muy brillante y sin grumos.

Saca el pastel de la nevera y ponlo sobre una rejilla y bajo ésta, una bandeja para que recoja lo que sobra de chocolate. Ve volcando el chocolate poco a poco por todo el bizcocho sin tocarlo para que no queden las marcas de nuestros dedos. Si ves que hay alguna zona sin cubrir, ayúdate de una cuchara para repartir el chocolate. Deja que se endurezca y una vez duro, mételo en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez que han pasado 24 horas estará listo para que lo puedas partir en rodajitas y comerlo.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   Sergio dijo

    Estaba buscando qué preparar para el sábado por la tarde… y apareció esto. Umm. ¡Que buena pinta!
    Por cierto, creo que has confundido mililitros (ml ó centímetros cúbicos) con centilitros (100 cl= 1 litro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *